Postura Triangulo Extendido

Pie derecho lo llevamos adelante con la punta hacia adelante, el arco del pie izquierdo alineado con el talón derecho a una distancia un poco más ancha que las caderas y mantén estiradas ambas piernas.

Inhala, eleva los brazos al nivel de los hombros, rota la cabeza hacia el frente y abre las caderas. Lleva el brazo derecho hacia adelante mientras tus caderas van hacia atrás y baja el torso, apoyando la mano derecha sobre el empeine derecho. El brazo izquierdo extendido hacia arriba, tratando de agarrar el cielo con las manos. Mantener posición por 5 o 10 respiraciones. Repetir hacia el otro lado.

Postura del Bebe Feliz

Acuéstate boca arriba, en una exhalación lleva tus rodillas al pecho. Al inhalar vas a agarrar la parte de afuera de tus pies (si no llegas, puedes utilizar una cinto o un cinturón y agarrarlo de cada lado). Abre las rodillas un poco más ancho que tu torso y llévalas hacia tus axilas. Alinea tus tobillos con las rodillas y flexional el pie. Manteniendo el control puedes empujar tus manos o lo que estés utilizando para agarrarte hacia arriba para crear un poco de resistencia. Mantén la posición por 5 o 10 respiraciones.

Postura Mariposa Acostada

Sentados con la planta de los pies pegadas una a la otra, rodillas a los lados manos sobre los pies, espalda derecha. Inhala lleva los hombros hacia atrás, abriendo el pecho, exhala lleva el torso hacia adelante, hasta donde tu cuerpo te lo permita. Quédate en esta posición por 5 respiraciones, inhala subiendo cuando termines, exhala y apoya las manos atrás de tus caderas debajo de tus hombros. Sigue bajando y ahora apóyate en tus antebrazos, siempre manteniendo una respiración constante, controlada.

Seguimos el camino hacia abajo y nos recostamos manteniendo el mismo peso de ambos lados abrimos los brazos con las palmas de la mano hacia arriba. Empezar aguantando esta postura por 1 minuto y gradualmente ir subiendo hasta 10 minutos.