La familia Johnnie Walker ha pensado en el hombre más importante de tu vida  y por él ha creado  seis variantes de su whisky con perfiles distintos, pero que comparten la misma filosofía de calidad.

Johnnie Walker es una de las pocas marcas con presencia global que se han consolidado como verdaderos íconos del estilo de vida en casi todos los rincones del mundo. Comparte con papá estas versiones:

• Johnnie Walker Red Label es la mezcla pionera, la que ha representado al whisky de John Walker en todo el mundo. Una mezcla versátil de carácter acentuado y con un perfil que se mantiene incluso al ser combinado.

• Johnnie Walker Black Label es un verdadero ícono, reconocido como referente para todas las otras mezclas de whiskies. Creado usando sólo whiskies de como mínimo 12 años de añejamiento provenientes de los cuatro rincones de Escocia.

• Johnnie Walker Double Black está inspirado en las notas icónicas de Johnnie Walker Black Label, acentuándolas para crear una mezcla con una intensidad sin precedentes. Influenciado por los poderosos whiskies de la Costa Oeste y la región de las Islas, cuenta con complejas notas de especias ardientes y un sabor ahumado.

• Johnnie Walker Gold Label Reserve tiene un perfil cremoso y con notas de miel. Es un testimonio de la unión de los whiskies de Speyside y Highland, con notas de madera ahumada de la costa oeste.

• Johnnie Walker Platinum Label 18 Year Old está mezclado con whiskies que se han añejado por mínimo 18 años.

• Johnnie Walker Blue Label es un whisky inigualable. Es una mezcla especial hecha con algunos de los whiskies más exclusivos de Escocia. Sólo una de cada diez mil barricas tiene las características para entregar el sabor insignia de Johnnie Walker Blue Label.

Johnnie Walker comparte la filosofía de aquellas personas y aquellos padres que enfrentan la vida con suma pasión, guiados por sus fuertes convicciones y que logran cosas increíbles mientras disfrutan el camino que van construyéndose hacia el éxito y el progreso. Por eso, invita a celebrar a papá de forma responsable y recuerda que un buen whisky se debe disfrutar con moderación.