Las rupturas pueden ser estresantes y torpes, un caos insoportable con el cual preferirías no tratar. No te preocupes: un nuevo servicio de Internet termina tu relación no deseada por ti, por unos pocos dólares.

The Breakup Shop, creado por los hermanos canadienses Mackenzie y Evan Keast, les ofrece a los amantes contrariados una gran variedad de opciones para poner fin a su relación de pareja: un Snapchat por US$5, una llamada de teléfono por US$29, el combo que incluye mensaje de texto y flores por US$48, y por US$80, un “Paquete de regalo de ruptura”, que incluye una caja de galletas, una tarjeta de regalo de Netflix, y un poco de vino para ahogar el dolor.

“Algunas personas pueden ser demasiado tímidas o tener demasiado miedo al conflicto para realmente terminar una relación ellas mismas, por lo que les estamos dando una oportunidad para salir de la relación en la que ya no quieren estar”, le dijo a Metro Mackenzie Keast, de 28 años.

¿Cómo se te ocurrió la idea de empezar esta empresa?

Acababa de tener una relación que terminó sin una ruptura formal. En lugar de decírmelo por teléfono, o mandarme un mensaje de texto, o conversar en persona, ella simplemente desapareció. Es común que los jóvenes no sientan la necesidad de terminar una relación; simplemente la abandonan.

Así que Evan y yo estábamos pensando en todos estos servicios que existen que te ayudan a empezar una relación y nos preguntamos, “¿Por qué no existe nada que te ayude a salir de una relación?” Así fue como creamos The Breakup Shop, hace unas tres semanas.
 
¿Quedaste amargado tras  tu propia experiencia?

No, es sólo que no hubo cierre, por lo que hace que sea difícil seguir adelante. Pero es simplemente la realidad del siglo XXI. Las personas van a un montón de citas y usan cosas como Tinder para conocer a gente nueva constantemente. Los jóvenes nos casamos más tarde en la vida, tenemos hijos a una edad mayor, lo que significa que estamos teniendo más citas y terminando más veces.

¿Cómo crearon las diferentes opciones y paquetes?

Queríamos ofrecer una gama de opciones que tuvieran sentido para nuestros clientes. Snapchat es una de las aplicaciones más populares utilizadas por los jóvenes para compartir en las redes sociales, por lo que queríamos tener una manera de conectar con nuestros clientes a través de una aplicación que ya estaban utilizando. Esta es nuestra opción de ruptura más barata.

¿Cómo reaccionarías tú personalmente si alguien terminara contigo a través de un texto?

Sigue siendo mejor a que desaparezcan y no recibas nada. Personalmente, si estuviera en la situación en la que mi compromiso no fuera tanto y que mi única otra opción fuera desaparecer, no creo que sería un gran problema. La gente puede ser demasiado tímida o tener demasiado miedo a los conflictos para terminar una relación realmente por ellos mismos, por lo que les estamos dando una oportunidad para salir de la relación en la que ya no quieren estar. Yo no lo veo como algo negativo.

¿No crees que algunas personas lo encontrarán como un acto de cobardía?

Yo no clasificaría a las personas que están en una mala relación de la que no pueden salir por sí mismos de cobardes. Podría ser por una serie de razones: tal vez les cueste mucho hacer frente a los conflictos y no tengan otra opción. Ofrecemos esta intervención de terceros.

La gran mayoría de las personas en todo el mundo seguirán terminando su relación de la forma que lo han estado haciendo por años, en persona, pero hay un número creciente de personas que tienen relaciones casuales utilizando Tinder, y no necesitan de un cara a cara para terminar. Hay muy poco apego emocional. No se trata de ser cobarde, se trata de gestionar el tiempo.

¿Han tenido alguna mala experiencia con un corazón roto?

No hemos recibido ningún tipo de negatividad al otro lado del teléfono, aunque ha habido muchas menos llamadas de teléfono que mensajes de texto. Pero en general la respuesta o bien ha sido “¿es una broma?”, o han quedado bastante tristes, comprensiblemente. Nuestros clientes han quedado felices y la mayoría de la gente en el extremo receptor no han estado demasiado enojadas con nosotros.