Josh Greenberg, cofundador de Grooveshark, uno de los primeros servicios de "streaming" de música en Internet fue hallado muerto en su hogar en Gainesville, Florida, Estados Unidos.

El joven tenía 28 años y fue encontrado por su novia en el departamento que compartían. El cuerpo no presentaba señales de lucha ni heridas. Las investigaciones no encontraron ningún indicio de drogas. Además, su madre aclaró que no padecía ninguna enfermedad, de acuerdo con el reporte de periódico local "The Gainesville Sun".

En las próximas horas realizará una autopsia para aclarar si su muerte pudo estar relacionada con fallas del corazón o cerebro. Los resultados toxicológicos llegarán dentro de tres meses.

Grooveshark se lanzó en 2008 y fue fundada por Greenberg junto a Sam Tarantino, mientras estudiaban en la Universidad de Florida. El sitio fue cerrado este año luego de varias demandas por parte de disqueras trasnacionales.