El año está apenas comenzando y tus pensamientos están enfocados en cambios. Entre las metas que te propusiste lograr en este 2016 está la de conseguir un nuevo trabajo donde puedas crecer profesionalmente, adquirir nuevos conocimientos y ¿por qué no? también tener mejores condiciones laborales.

En la búsqueda de tu trabajo ideal, debes actuar con cuidado y cerciorarte de tomar la decisión correcta. Ten en cuenta que tus asuntos laborales tienen una gran repercusión en tu vida personal y tu estado emocional. Es importante que te asegures de identificar el área donde podrás desarrollar al máximo tu potencial, lo cual te abrirá el camino a nuevos logros, esto te ayudará sentirte bien contigo mismo.

La destacada psicóloga Ana Simó indica que en aquel lugar donde puedas mostrar una actitud auténtica, donde no necesites poses ni tener que callar tu forma, donde te sientas útil y te aprecien, será el área donde más oportunidades tendrás de crecer.

Algunas señales que indican que es tiempo de emprender un nuevo rumbo profesional son “cuando no sientes satisfacción al lograr los objetivos. Tu jornada de trabajo es pesada, aburrida, no muestras interés de aprender cosas nuevas, no sientes el impulso de tener iniciativas, no tienes ningún tipo de motivación, sientes que tu cuerpo está ahí pero tu cabeza está en otro sitio”,  expresa Simó.

Cambia de rumbo
Si ya tomaste la decisión de dar el gran paso, pero no sabes por dónde empezar, estos consejos de la doctora Simó te pueden ser de gran ayuda.
 
• Sé discreto. Es importante no hablar con todo el mundo de lo que quieres hacer, pues en esa búsqueda de aprobación encontrarás diferentes opiniones que afectarán tu accionar.

• Mantente firme en tus principios. No decidas aceptar un nuevo trabajo por presión social, sino por convicción, y para saber esto solo debes imaginarte si lo harías aún sin recibir un salario.

• Elige con cuidado. Al buscar un nuevo trabajo, no aceptes una nueva plaza solo por salir de la anterior. Es mejor tomarte un poco más de tiempo y elegir lo que más te conviene y te hace mejor persona.

• Elabora un plan de acción. Haz una lista de lugares donde te encantaría laborar y diseña un plan de colocación de tu hoja de vida. A esto le puedes dedicar una media hora cada día.

• Experimenta cosas nuevas. Ayuda mucho ante la idea del cambio, ir laborando en alguna institución donde dones tu tiempo, en la cual puedas desarrollar tus habilidades. Esto te ayudará a ir adquiriendo más experiencia.

• No hables mal de tu empleador. Cuando converses con tus conocidos y le cuentes tu deseo de cambiar de trabajo, nunca hables mal de la empresa donde laboraste o laboras; mucha gente no se imagina que al criticar el otro se predispone y entiende que si te ayuda podrías hacer lo mismo con él.

• Disponte a superarte a ti mismo. Toma siempre en cuenta las evaluaciones de tu rendimiento, busca alternativas para mejorar, no te cierres a la idea de nuevos puestos, sigue aprendiendo (capacítate) y escucha las críticas constructivas.