Hace apenas unos días, WhatsApp anunció que alcanzó los 900 millones de usuarios activos al mes; lo que la coloca como la plataforma de mensajería instantánea más popular de la actualidad.

Cuando Facebook la adquirió en febrero de 2014 por 19 mil millones de dólares totales, la compañía solamente tenía 35 empleados y 450 millones de usuarios. 18 meses después, WhatsApp duplicó la cantidad de personas que interactúan en su servicio y en la plantilla de trabajadores solamente tuvieron que contratar a 15 personas más.

Jamshid Mahdavi, ingeniero que trabaja desde 2013 en WhatsApp, explicó en un evento en San Francisco, California, el secreto de la aplicación para ser la número uno. 

De acuerdo con Mahdavi, citado por Wired, el truco es un lenguaje de programación llamado "Erlang", con el cual se construye su servicio. Según dijo, este se adapta bien a las comunicaciones de los usuarios y permite a los ingenieros implementar el nuevo código sobre la marcha; es decir, sin necesidad de que se deba interrumpir el servicio. Asimismo, uno de los aciertos de la empresa es que además de utilizar "Erlang", también emplean un ordenador llamado "FreeBSD" y ambos los mantienen operando de forma simple y sin complicaciones.

Aunque muy pocas personas saben programar en "Erlang", Jamshid Mahdavi asegura que eso no es un problema porque "nuestra estrategia en torno a la contratación es encontrar a los mejores y más brillantes ingenieros; no traerlos específicamente porque conocen el lenguaje"

En la galería de fotos les mostramos algunos datos que probablemente no conocían sobre WhatsApp. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “pantalla completa” y después “mostrar texto”.