Es lo peor que nos puede pasar en los mensajeros como WhatsApp. El corazón se nos rompe cuando enviamos un mensaje y sólo aparecen esas dos palomas azules.