La verdad "es que el síntoma es el gobierno, pero la efermedad es nuestra sociedad".