El oficio de informar, como la labor agrícola, está condicionado por el tiempo y el espacio. Las estaciones en la agricultura y el contexto en la información dictan lo que es prioritario. 

Regresamos del asueto de Semana Santa y como es de rigor los medios aportan la contabilidad de víctimas. El dato sirve para evaluar el comportamiento ciudadano y  el trabajo de los órganos oficiales.

Las comparaciones entre uno y otro año son inevitables. El mayor o menor éxito se medirá en función de la cantidad de fallecidos.

La combinación fatal se repite cada año: el alcohol, el manejo temerario, las motocicletas. El esfuerzo para evitar el saldo trágico es grande, pero es díficil cuidar a alguien de sí mismo.

La virtud de la templanza falta a muchos. La atracción por el placer sin control, que siempre es irresponsable, nos arrastra hasta el exceso. La ocasión de nuestra propia muerte o, peor aún, la de otros, se encuentra justo después de cruzar ese límite trágico.

Las deficiencias de la condición humana imponen la paradoja del comportamiento contradictorio de no hacer, como dijo San Pablo, el bien que queremos, sino el mal que no queremos. Así que, penosamente, en cada asueto seguiremos contando bajas.

Lo que nunca contabilizamos y debiera hacerse también son las innumerables historias positivas que los días dedicados a la reflexión apartada del bullicio cotidiano depositan en muchos corazones.

No importa si usted se quedó o decidió salir, cualquier lugar es adecuado para escucharse en reflexión. La acción de volver la mirada hacia nuestro interior siempre termina en un promisorio embarazo.

Los días por venir serán los mejores para dar a luz todos esos buenos propósitos que hicimos inpirados en un bello paisaje marino, en una escarpada montaña, en la paz del sagrario o en la soledad de una habitación.

El cambio es lo único permanente, pero solo una vida consciente puede garantizar que ese perpetuo mutar sea positivo.

Esperamos que todos los buenos propósitos inspirados por Dios a través de cualquier medio humano, se realicen