En la era del conocimiento el acceso a la tecnología es indispensable. El presidente Danilo Medina recogió en su discurso la antigua aspiración de de distribuir computadoras.

El plan replica en su intención y abordaje la propuesta de One Laptop per Child del fundador del MIT Media Lab Nicholas Negroponte. El académico norteamericano se propuso fabricar una computadora de bajo costo que pudiera distribuirse en todos los países del mundo con el objetivo de proporcionar a los niños acceso y la posibilidad de construir conocimientio.

En América Latina varios países han desarrollado programas de distribución de computadoras aliados a OLPC o de manera independiente. El primer país del mundo en lograr completar la entrega a la totalidad de los estudiantes de la educación primaria fue Uruguay con su plan Ceibal. Otros países ejecutan proyectos similares con resultados desiguales.

La experiencia comparativa demuestra de que es posible con la voluntad política y el compromiso de continuidad en el tiempo vencer los muchos obstáculos que pueden presentarse en la implementación de este proyecto.

Los esfuerzos realizados por nuestro país en anteriores administraciones terminaron en un fracaso rotundo por carecer de una correcta planificación y una ejecución adecuadas.

Los elementos básicos a tener en cuenta para la culminación exitosa del plan son la elección del equipo, la conexión a internet, disponibilidad eléctrica, acceso a contenidos y mantenimiento de los equipos.

El fracaso del anterior intento se debió precismanete a las incorrectas decisiones o la falta de respuestas a cada una de estas variables.

Los programas exitosos realizados en América Latina cuentan con la asesoría de los responsables de la OLPC. Esta alianza evita los errores de la inexperiencia y ahorra tiempo en la planificación, porque arrancaría con muchos problemas resueltos.

Los ejecutores del programa deben dar respuesta a estos temas fundamentales antes de comenzar a distribuir la primera computadora.  Esa será la diferencia entre un programa revolucionario de democratización tecnológica y un esfuerzo cosmético.