La verdad funcional, no la filosófica, se construye con retazos de información. Esa verdad práctica que nos sirve para orientarnos en la vida cotidiana es el resultado de un proceso.

La sociedad dominicana, horrorizada por la noticia que muestra nuestra impúdica falta de institucionalidad y la falta de carácter para exigir respeto a los más fuertes, no deja de preguntarse: ¿qué hay detrás de el espectacular escape?

Los acontecimientos en Francia dieron un giro inesperado. El esfuerzo desplegado  por los actores principales de la fuga para presentar a los pilotos como dos héroes injustamente castigados por la justicia de una República bananera no dio resultado. La mentalidad cartesiana francesa mira dos veces; y en la segunda mirada encontró indicios que apuntan a un escandalo mayúsculo. 

Los coordinadores de la operación no son hombres de poca monta. El coordinador del equipo 1: el eurodiputado frances, Aymeric Chauprade, del Frente Nacional (organización de ultraderecha), es un reputado escritor, especialista en ciencias políticas y profesor de La Sorbonne.

El coordinador del equipo 2: Cristophe Naudin, también es escritor, articulista, y con un doctorado en geografía por la Universidad de París. Durante años se desempeñó como instructor en seguridad aérea y fronteriza para la Compagnie Républicaine de Securité.  

La suma de de estos actores con personajes de primer nivel de la politica francesa conducen a una hipótesis que  de resultar cierta pondría patas arriba la política francesa. El tercer hombre en la foto de la fuga es Pierre Malinowski, asistente parlamentario de Jean-Marie Le Pen.  El avión utilizado en la operación de narcotrafico fue usado por el expresidente Nicolás Sarkozy. 

Los medios de comunicación franceses comienzan a hacer las preguntas incómodas. El poder judicial que sí funciona allá está en la obligación de darles respuestas. El caso, como vemos, tiene una lectura política aquí y también allá. 

Queda la pregunta: ¿vinieron a salvar viejos compañeros de armas o a complices en el crimen? 
Para responder esa pregunta debemos esperar los resultados de las investigaciones; mientras, la derecha francesa estará bajo sospecha.