El Consejo Nacional de la Empresa Privada afirmó que conseguir liberalizar el sector de transporte terrestre de carga y pasajeros es el gran desafío para conseguir convertir al país en un referente regional.

La falta de libre competencia en el sector transporte es una variable, pero no la única, para conseguir un mercado más eficiente.

El mercado nacional muestra grandes niveles de concentración en la mayoría de las actividades productivas. La existencia de oligopolios o monopolios afecta a sectores dirversos de nuestra economía.
La falta de competencia en las actividades empresariales es una realidad reconocida por los propios actores  productivos.

El presidente de la Asociación de Industriales de Herrera y Provincia Santo Domingo, Antonio Taveras Guzmán, advirtió sobre los efectos negativos que tienen la falta de competencia y la concentración de los mercados sobre la prosperidad ciudadana.

La mayoría de los sectores son dominados por una o dos empresas con capacidad para colocar barreras de entrada a competidores potenciales. La oferta y la demanda, los dos polos de un mercado competitivo, pueden ser dirigidos y restringidos a voluntad.

La Dirección General de Impuestos Internos realizó un estudio que muestra el resultado de la concentración alta y moderada en el cuarenta y tres por ciento de los mercados.

La evaluación identificó la mayor concentración en los sectores industriales y de servicios. El principal efecto de esta concentración se refleja en la posibilidad de manipular los precios para garantizar mayor rentabilidad.

Esta realidad termina por afectar la estabilidad de los mercados, la capacidad de compra del consumidor y la posibilidad de competir en los mercados internacionales.

La recursos económicos que mueven estos sectores concentrados alcanzan los setecientos mil millones de pesos anuales. Esa cantidad de recursos en tan pocas manos impide la redistribución a través del esfuerzo empresarial de más actores.

El país debe apoyar al Conep en esta imprescindible cruzada por liberar el mercado de transporte de carga y de pasajeros, pero también debe pedir que no se detengan. La construcción de prosperidad depende de una economía abierta a la competencia.