La Oficina de Asuntos Públicos del Departamento de Justicia de los Estados Unidos colgó en su portal el acuerdo con la empresa brasileña fabricante de aviones, Embraer.

El acuerdo, para evitar cargos criminales, confirma el esquema de pagos de sobornos organizado para conseguir contratos gubernamentales.

El esquema para sobornar funcionarios públicos se utilizó para las operaciones en República Dominicana, Arabia Saudita y Mozambique.

Los beneficios obtenidos por estas operaciones alcanzaron la suma de ochenta y cuatro millones de dólares. Embraer aceptó pagar una penalidad de ciento siete millones de dólares y el compromiso de tomar los correctivos para evitar repeticiones futuras de la mala práctica comercial.

En el Acuerdo de Persecusión Diferida se describe, con todo detalle, el mecanismo utilizado para burlar las normas contables de la empresa y así poder transferir los pagos de sobornos encubiertos como falsas comisiones sobre las ventas.

El acuerdo no menciona los nombres de los funcionarios dominicanos que recibieron los pagos, pero indica que las autoridades del país cooperaron en el proceso de investigación. Esto significa que conocen todos lo nombres.

La operación de compra de los aviones Super Tucano fue una decisión discrecional que fue ejecutada sin un proceso de licitación pública transparente por la administración de Leonel Fernández y que contó con la aprobación de la cúpula partidaria.

La presión internacional y los indicios evidentes de irregularidad llevaron el caso a la justicia. El Ministerio Público presentó cargos contra el exsecretario de las Fuerzas Armadas, Pedro Rafael Peña Antonio, el coronel Carlos Piccini Núñez y los empresarios Daniel Aquino Hernández y Daniel Aquino Méndez.

Las informaciones contenidas en el Acuerdo de Persecución Diferida confirman que está lista de imputados está incompleta. El Ministerio Público tiene la obligación de proceder a identificar e interrogar a los senadores implicados en el esquema.

La buena imagen del país quedó comprometida. Las autoridades tienen en este caso la gran oportunidad para demostrar su compromiso con la lucha para terminar con la impunidad y la corrupción.