El anuncio de que monseñor Agripino Núñez Collado funge como mediador entre las diferentes organizaciones politicas para abrir un proceso de concertación que pueda conseguir armonizar una Ley de Partidos y una Ley Electoral que satisfaga las aspiraciones de la ciudadanía debe ser saludado.

 La débil institucionalidad politica de las organizaciones partidarias y de los organismos arbitrales hace imprescindible una reforma para regularlos, fortalecerlos y aumentar su independencia.

Monseñor Agripino indicó que el procedimiento de mediación comenzará con la recolección de todos los proyectos normativos promovidos por los partidos políticos y la Junta Central Electoral; después, el intercambio de observaciones decantará el producto final consensuado que se remitirá al Congreso Nacional para su discusión y aprobación.

En la iniciativa de consenso anunciada solo falta la participación de las organizaciones de la sociedad civil que representan los intereses de los ciudadanos no afiliados a los partidos para redondear una participación inclusiva que pueda garantizar un resultado aceptable para la sociedad.

Finjus, Participación Ciudadana, Centro Juan XXIII, entre otras, son organizaciones que han realizado aportes de alto nivel técnico en discusiones anteriores. La experiencia acumulada por estas instituciones podría dotar a los proyectos de una necesaria perspectiva desde fuera de los partidos políticos.

La tendencia natural de las organizaciones es a extender sus facultades. Los partidos políticos no aceptarán por voluntad propia las imprescindibles renuncias a actuaciones discrecionales que minan el sistema. La ampliación de la participación con organizaciones independientes a la voluntad de los partidos puede limitar la segura inclinación hacia una regulación débil.

Los temas de la democracia interna de los partidos, la transparencia, el financiamiento, equidad de género y garantía para las minorías podrían no ser correctamente abordados por el liderazgo de los partidos políticos.

La sugerencia que hacemos a Monseñor Agripino Núñez Collado es que promueva la particiapción en el proceso de consenso de las organizaciones de la sociedad civil para dotarlo de mayor representatividad.