Lo único imposible es lo que no se intenta. Metro llega a su primer año de circulación en la República Dominicana. Lo celebramos renovando el compromiso de producir un diario para la información y formación ciudadana.

El espíritu innovador representa a Metro. La estrategia disruptiva de regalar lo que antes se vendía representó una revolución en el mercado editorial. La gratuidad de Intertnet inspiró la creación del primer diario gratuito del mundo.

La rápida expansión internacional de Metro representó también una novedad. El primer diario impreso con un perfil global. El diario de papel dejó de estar confinado a las fronteras nacionales.

El modelo de negocio periodístico sueco de Metro está centrado en producir información relevante para la vida diaria de sus lectores en un formato compacto, de calidad gráfica y de línea editorial constructiva.

El impacto creativo de Metro fue replicado de manera exitosa en todo el mundo. El diario gratuito fue una solución a los problemas de la prensa en papel. En todos los países, incluyendo el nuestro, fueron lanzados proyectos editoriales locales a imagen y semejanza de Metro.

La democracia requiere diversidad informativa y compromiso con los hechos. Metro es un proyecto editorial que no promueve intereses particulares. La agenda de este diario es la del interés colectivo.

La población dominante es joven en nuestro país. Los intereses de la juventud son amplios. Esa es la razón de que las páginas de Metro otorguen igual importancia editorial a una infomración política, tecnológica, cultural o artística.

La línea editorial de Metro se sustenta más en los reportajes propios que en las declaraciones de instituciones  o personas. Nuestros temas tratan de dar respuesta informativa a las principales preocupaciones ciudadanas: la seguridad, la justicia, la salud y la educación.

Los diarios son empresas sociales. El objetivo principal de un medio informativo es contribuir con la evolución de la sociedad en la que influye. Esperamos que en los próximos años podamos seguir evolucionando hasta convertirnos en referencia de independencia y calidad informativa.