El Tribunal Colegiado de San Juan condenó a 20 años de prisión a una mujer, extraditada desde España, acusada por el Ministerio Público de ser autora intelectual de la muerte de cuatro personas en 2012, al incendiar la vivienda donde dormían, en el municipio de Tamayo (Bahoruco).

La condena fue impuesta en contra de Diana Alejandra Batista Céspedes, tras ser declarada culpable del hecho.

La sentencia fue dictada por el Tribunal Colegiado de San Juan ya que el caso fue trasladado por razones de seguridad.

Las víctimas Andrés Brito, Altagracia Serrano, Romensi Brito Novas y Rossibel Brichel Brito fallecieron mientras dormían en su residencia, localizada en la calle José Francisco Vale, del Distrito Municipal de Barranca, del citado municipio.

Una quinta persona, identificada como Estefani Brito Novas, sobrevivió al siniestro.

Por el hecho, ocurrido el 23 de enero del 2012, también cumple una condena de 30 años de prisión el imputado Ángel Marcos González Andújar (El Guachi), quien fue declarado culpable como autor material del hecho.

El expediente instrumentado por el Ministerio Público refleja que Ángel González Andújar derramó gasolina alrededor de la vivienda, procediendo luego al incendiar la misma.

El procurador fiscal titular de Bahoruco, Esteban Cuevas Santana, junto a los procuradores fiscales Erasmo Díaz Matos y Francis Bidó, establecieron la participación de Batista Céspedes como la autora intelectual de haber utilizado al condenado González Andújar, quien es su cuñado, para cometer el hecho.

La Fiscalía de esa jurisdicción después de investigar el caso, determinó que el móvil del mismo se debió a que un ciudadano británico tenía una relación amorosa con la imputada, y que contrataron a una de las víctimas para que trabajara en su residencia, estableciendo posteriormente el extranjero una relación con la doméstica.