De llegar a un acuerdo con el Gobierno y aceptar el 25 % de reajuste salarial, además de trabajar ocho horas al día, un médico general que actualmente recibe un salario base de RD$37 mil 157.24, ganaría RD$46 mil 446.55, si se le adiciona el equivalente al 25 % (RD$9,289.31). E

n tanto que un médico residente de primer año pasaría de ganar RD$32 mil 390, a recibir RD$40 mil 487.5, para un incremento de RD$8,097.5, según el incremento del 25 % que ofreció la comisión oficialista en el diálogo que se desarrolla en la Universidad Católica Santo Domingo (UCSD). En el caso de un médico residente de cuarto año, ganaría RD$42 mil 362.5, si se le aplica el reajuste a su sueldo base, que es RD$33 mil 890, según consultas de Metro a estos profesionales del sector salud.

“Ingresos disminuyen”

Aunque estos números muestran un incremento en el salario de los médicos del sistema sanitario estatal, a juicio de los galenos consultados y de sus directivos, con la nueva propuesta del Gobierno sus ingresos disminuirían considerablemente, pues les resultaría imposible laborar en centros públicos y privados a la vez, como lo hacen ahora.

Lo anterior lo aseguran basados en la otra pata de la propuesta gubernamental, fijar en un mínimo de ocho horas la jornada laboral de un médico en los centros públicos de atención.

Según un médico general, entrevistado en el Hospital Juan Pablo Pina de San Cristóbal y que prefirió que su nombre permanezca en el anonimato, la mayoría de los galenos tiene un empleo alterno al nombramiento de Salud Pública, para poder palear los gastos de la canasta básica familiar. “Si ahora tendremos que laborar ocho horas diarias y con tan solo un 25 % de incremento, nuestros ingresos van a disminuir considerable mente”, sostuvo.

Este médico además cuestionó el hecho de tener que cumplir una jornada laboral de ocho horas, más los servicios de 24 horas, por lo menos dos veces por semana, y que el reajuste planteado no prevea un salario con base en las ganancias que dejarán de percibir.

Dijo que esta medida no solo sería difícil económicamente, sino que además crearía un caos en los centros privados, puesto que se quedarían sin personal médico, ya que éstos estarían “internos” en los hospitales públicos.

El Gobierno riposta

Sin embargo, el representante del Gobierno ante el consejo directivo del Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS), Rafael Rodríguez Sandoval, sostuvo que una gran cantidad de médicos, enfermeras y otro personal del sector ha optado por el pluriempleo, fruto de la situación salarial, por lo que el Gobierno ha accedido a la unificación de los salarios en un solo empleo y en un solo hospital donde los profesionales de la salud puedan servir más y dar mejor resultado para beneficio de ellos y de toda la población.

Un diálogo en suspenso

Las expectativas sobre una conversación que acercara las negociaciones de los gremios de salud y el Gobierno a un final feliz estaban puestas en la reunión del pasado jueves. Tanto los galenos como la comisión mediadora se sentían optimistas en cuanto a la posibilidad de alcanzar un acuerdo que beneficiara a ambas partes y que pusiera fin a las “eternas” negociaciones, pero las conclusiones no fueron las mejores. Aunque se garantizó la continuidad del diálogo, al final no hubo garantía de entendimiento, debido al impasse en torno a la propuesta oficial de un incremento salarial, esta vez de 25 %.

La petición inicial de los trabajadores de la salud consistía en un 60 % de reajuste salarial, degradada luego a un 45 %, pues, de acuerdo con el primer vicepresidente del CMD, Wilson Roa, el interés es ponerse de acuerdo.

El Gobierno, del otro lado de la mesa, planteó un incremento de tan solo un 15 % que posteriormente llevó a un 30 % dividido en partidas, y que ahora rebaja a 25 % y con condiciones de “cumplir horarios”.

A este planteamiento, el presidente del Colegio Médico (CMD), Waldo Ariel Suero, manifestó ayer que el Gobierno no tiene calidad moral para cuestionar el horario de los médicos, tras afirmar que “la gran mayoría de los funcionarios no cumplen con el horario, no llegan a cuatro horas de su trabajo y ganan  250 mil,  300 mil y 400 mil pesos”. “Ningún médico, ninguna enfermera, ni nadie del sector salud gana ni el 10 % de lo que gana un funcionario de esos”, sostuvo Suero

Comisión mixta

En la reunión del pasado jueves, ambas partes decidieron crear una subcomisión, integrada por el director del Servicio Nacional de Salud, Nelson Rodríguez Monegro, y el presidente del Colegio Médico Dominicano, Waldo Ariel Suero, con miras a reunirse este martes y discutir las propuestas. No obstante, a dos días de retomar las negociaciones, Suero aseguró que el horario de trabajo de los galenos es “innegociable”.

En iguales términos se dirigió a Metro el vicepresidente del CMD, tras aducir que los médicos están amparados en el decreto 732-4 del 2014, contenido en la Ley 42-01, que establece el reglamento de los recursos humanos en el sector salud. Ayer, durante un encuentro con la prensa, los representantes del Pacto Nacional para la Salud (Panasalud) indicaron que “dialogar por dialogar” de manera infinita no es la solución.

“Todo diálogo sincero constructivo tiene que tener un final y creemos que ya hemos llegado a ese tope en las conversaciones” y afirmaron que “con sus imposiciones, su falta de propuestas razonables el Gobierno nos está presionando para que retomemos la lucha”, reza el documento que leyeron en rueda de prensa. Los gremialistas rechazaron la última propuesta  y advirtieron que podrían retomar los paros, debido a que desde el Gobierno no están “dejando margen de lucha bien amplio”.  

En tanto que Rodríguez Sandoval aseguró que la razón por la que aún no se ha llegado a un acuerdo definitivo es que los representantes del sector salud no han aceptado las propuestas presentadas por el Gobierno debido al “escepticismo y a la falta de comprensión”.