El Tribunal Colegiado de San Pedro de Macorís impuso 20 y 10 años de prisión contra el padrastro y la madre de una niña de 14 años por abuso sexual.

El expediente establece que la joven era víctima de abuso sexual por parte de su padrastro con el consentimiento de la madre bajo la excusa de practicar ritos de brujería, alegando que lo que hacían eran requerimientos de "seres", informó hoy el Ministerio Público.

La Procuraduría Fiscal de San Pedro de Macorís, encabezada por Pedro Núñez Jiménez, a través de la Unidad de Atención Integral a la Víctima de Violencia de Género, Intrafamiliar y Delitos Sexuales, logró que los imputados fueran condenados tras demostrarse que violaron varios artículos del Código Penal Dominicano.

La referida Unidad de Atención a las Víctimas, que coordina la fiscal Margarita Hernández Morales, tuvo a cargo la investigación del caso, que inició en fecha 24 de enero del año 2014, tras recibir una denuncia por parte de la víctima.

El hombre fue enviado a cumplir la sentencia en el Centro de Corrección y Rehabilitación de San Pedro de Macorís, mientras que la madre de la adolescente fue remitida al recinto penitenciario para mujeres del municipio de Higüey, provincia La Altagracia.