En el evento, organizado por la revista Forbes República Dominicana,  destacadas féminas subrayaron el papel protagónico que llevan las mujeres en América Latina.

Unas 300 mujeres de toda la región y representativo público masculino se dieron cita en la actividad, celebrada en el hotel J.W. Marriot, de Santo Domingo.

Una de las conferencistas, la destacada periodista costarricense Glenda Umaña, reconoció liderazgo que han tenido las damas en los últimos años y citó el caso de Hillary Clinton, quien podría convertirse en la primera mujer presidente en la historia de los Estados Unidos.  

Asimismo, la periodista Paola Rueda López, nativa de Colombia, indicó que el papel que la mujer debe lograr no es de dominio sobre el hombre, sino de colaboración entre ambos.

En su conferencia titulada “Se rompe el techo de cristal”, motivó a las damas presentes a no rendirse ante las adversidades, debido a que “nada es fácil”.    

En noviembre lanzará su libro Historia de negocios de mujeres emprendedoras, donde resalta el liderazgo de mujeres exitosas en el mundo.

Las panelistas analizaron el papel de la mujer en el actual contexto mundial y de la necesidad de un nuevo tipo de liderazgo constructivo y basado en la colaboración.

La jornada constó de los paneles “El poder extramuros”,  “Liderazgo con valores” y “Revolución femenina en la cuarta revolución industrial”; así como por varias conferencias, dos de ellas impartidas por el director editorial de Forbes Latam, Jonathan Torres, y por el editor jefe de la publicación en Centro América y el Caribe, Uriel Naum Ávila.

Durante la actividad, la presidenta de la Fundación Sur Futuro, Melba de Grullón, recibió el premio a la Excelencia, en reconocimiento a los 15 años de trabajo en favor de las comunidades más humildes de la Región Sur del país.  

De su lado, la representante residente del Banco Interamericano de Desarrollo  (BID), Flora Montealegre Painter, abogó para que los gobiernos de la región combatan la violencia de género y ofrezcan más oportunidades a las damas.

Como ejecutiva del BID, reconoció el crecimiento económico que ha tenido la República Dominicana, que junto a Panamá, ha sido una de las más fructíferas de América Latinal.

Montealegre Fontier indicó  que con la inauguración de la ampliación del Canal de Panamá, el desarrollo de los países será más activo.