Tailandia vive el día después de sus atentados, en medio de una serie de preguntas aún sin resolver. 

La noche del pasado 17 de agosto hubo una explosión en el centro de Bangkok, cerca del centro religioso hindú y budista conocido como Erawan Shrine, el cual cobró la vida de 22 personas y dejó más de 120 heridos. 

Este es el peor atentado en la historia del país. A continuación recordamos cuatro hechos clave que han sucedido en las últimas horas. 

1. Los fallecidos

Autoridades dieron a conocer las nacionalidades de los 22 fallecidos. Entre los extranjeros se encontraban: 

  • 5 ciudadanos de Malasia (cuatro de la misma familia)
  • 2 ciudadanos de China
  • 2 ciudadanos de Hong Kong
  • 1 ciudadno de Singapur
  • 1 ciudadano de Reino Unido

Entre los heridos se encuentran personas provenientes de Taiwan, China y Filipinas; entre otros países. 

2. Un sospechoso

De acuerdo a las primeras investigaciones, el posible autor de los atentados fue un hombre vestido en una camiseta amarilla, quien dejó un paquete sospechoso en la escena de una de las explosiones

En las imágenes captadas con cámaras de seguridad se aprecia cómo llega al sitio cargando un paquete y minutos después sale del lugar, sin el paquete que tenía. Poco después se produce la segunda y última explosión del lunes. 

Las autoridades difundieron el material con el objetivo de dar con su paradero, informó "CNN". 

3. Otro intento de ataque

Durante este día, mientras realizan las investigaciones del ataque anterior, hubo otro intento de ataque con explosivos, pero resultó fallido. 

Una bomba de fabricación casera, parecida a la detonada horas antes, explotó en un embarcadero de Bangkok, pero sin dejar víctimas. 

4. Un atentado en medio del misterio

Hasta el momento ningún grupo se ha adjudicado estos actos violentos. "Necesitamos más evidencia para poder sacar conclusiones", dijo Somyot Poompanmoung, comisionado de la Policía Real de Tailandia. 

Por su parte, autoridades en China temen que este haya sido un ataque dirigido a sus ciudadanos, ya que la mayoría de heridos provienen de ese país.