Una de las fantasías  más recurrentes es tener relaciones sexuales en los baños de un avión. Asimismo,  las azafatas son de las profesionales más buscadas al momento de querer cumplir fantasías. 

Y precisamente, hace unos días, el tabloide británico "Daily Mail" difundió la historia de una azafata que ganó cerca de un millón de euros en dos años después de "prostituirse en el cielo".

La supuesta mujer pertenenciente a una línea aérea de Araba Saudí, fue despedida cuando se le encontró en el sanitario de una de las naves. Cobraba cerca de dos mil euros por cada encuentro.

¿Fue posible esto? Conozca los mitos y realidades de tener sexo en pleno vuelo 

Mitos

1. "Además del baño, se puede realizar en el asiento"

Existen integrantes quienes aseguran haberlo hecho en los asientos de los aviones, cubiertos con una manta. Esto es parcialmente verdadero, ya que en esencia podria ser cierto, pero es más complicado que hacerlo en el sanitario porque hay poco espacio entre los asientos, además de que cada vez menos aerolíneas otorgan mantas a los pasajeros para que duerman. 

2. "Es común"

Como señala el sitio especializado "Teleazafata", un avión no es sitio habitual para tener relaciones sexuales, "por lo que los auxiliares de vuelo nos solemos encontrarnos con esta embarazosa situación", se lee. 

Verdades

1. Es real

Por supuesto que es real, existe un número inumerable de parejas que incluso comparten su experiencia en redes sociales. Simplemente, el pasado 9 de septiembre una pareja fue "descubierta" en un vuelo de París a Estocolmo, en la aerolínea Nowegian Air.

Posteriormente, una integrante de la tripulación tomó el altavoz para felicitarles: "Mis mejores deseos, feliz reproducción". La pareja se enteró de lo sucedido al salir del baño, cuando los demás viajeros comenzaron a reír, según informó el diario franécs "The Local

2. Es ilegal (técnicamente)

En caso de ser sorprendidos, existe una amplia gama de posibilidades sobre lo que podría suceder. Dependerá de la aerolínea, del destino, de la duración del viaje, etcétera. De acuerdo con la revista "Maxim", dependerá en gran parte del humor de quien los descubra. El "castigo" puede ir desde un simple regaño hasta denunciarlos con el piloto, quien puede denunciarlos ante las autoridades. 

3. No lo pueden hacer, ni en hoteles flotantes

También lo prohibió la aerolínea Singapore Airlines, que estrena aviones con 12 suites privadas en las que los pasajeros podrán tener camas. Sin embargo, está prohibido tener relaciones sexuales. ¿La razón? Los cubículos no están aislados auditvamente, por lo que todo sonido podría resultar incómodo para los demás pasajeros.