Venezuela atraviesa uno de los peores momentos de su historia reciente, incluyendo, una nueva escalada en la crisis política que azota al país desde hace tres años