Las polémicas por el espionaje telefónico de Estados Unidos a líderes mundiales continúan. En esta ocasión, la organización internacional Wikileaks difundió que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) espió a los últimos tres presidentes de Francia y otros funcionarios, hecho que causó molestia en la clase política francesa.

Durante este día, la oposición y el gobierno de François Hollande se unieron para calificar como "método inaceptable" el espionaje telefónico de Estados Unidos revelado por el periódico local "Libération" y el sitio "Mediapart", en un artículo del que es coautor Julian Assange, fundador de Wikileaks.

Por estos hechos, el presidente Hollande realizó este día una reunión de emergencia en el Palacio del Elíseo, al mismo tiempo que el Ministro de Exteriores, Laurent Fabius, citó a la embajadora estadounidense en París, Jane D. Hartley, para pedir explicaciones.

En la galería de fotos explicamos cinco de los puntos más importantes de este nuevo escándalo. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.