La organización National September 11 Memorial & Museum at the World Trade Center Foundation, Inc. compartió en su página web múltiples consejos para explicarle a los niños los atentados terroristas al World Trade Center en Nueva York.

Dicha entidad ofrece diversos consejos para explicarle a los niños el histórico suceso, hayan tenido o no, familiares entre las víctimas.

El 11 de septiembre de 2001 Estados Unidos sufrió su atentado terrorista más grande, cuando dos aviones se estrellaron contra el World Trade Center en Nueva York, dejando un saldo de más de dos mil personas muertas. El atentado fue llevado a cabo por la organización terrorista Al-Qaeda.

Aquí los consejos destacados en la página web 911memorial.org:

1. Escuche. Es importante ofrecer a los niños un espacio seguro para compartir sus recuerdos, creencias y preguntas. Deben escucharlos, está atentos a su lenguaje corporal, validar sus emociones y fomentar conversaciones y diálogos.

2. Sea específico. Al igual que con muchas tragedias, algunas personas tienen una tendencia a hablar a grandes rasgos. Por ejemplo, comparar el sufrimiento de una persona a otra o culpar a todo un grupo. La historia del 9/11 es en realidad miles de historias individuales, se deben resaltar las historias específicas para ayudar a humanizar los acontecimientos y así evitar estereotipos y simplificaciones.

3. Supervise los medios de comunicación. Alrededor del aniversario de 9/11 es probable que los programas de televisión y noticiarios discutan los ataques y sus consecuencias en cierta profundidad. Los programas pueden incluir escenas de 9/11 que pueden tener escenas que no son apropiadas para los niños.

4. Conózcase. Reconozca sus sentimientos de antemano y luego comparta abiertamente con sus hijos.

5. No evite conversaciones difíciles. Los padres y cuidadores comprensiblemente no quieren causar ansiedad y la angustia de sus hijos. Sin embargo, no deben evitar este tipo de conversaciones.

6. Responda las preguntas con hechos. Es importante, entonces, para responder a las preguntas de los niños sobre lo que pasó con los hechos básicos y les señalan fuentes confiables de la información para futuras investigaciones.