Un instituto de Uruguay informó del hallazgo de 60 tarántulas que venían con destino a República Dominicana, camufladas en paquetes postales a través del correo del país sudamericano.

Anita Aisenberg, investigadora de Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable (IIBCE), con sede en Montevideo, dijo a la prensa que hace unos días recibió el reporte de una oficina en la que se había detenido un sobre sospechoso, con una dirección falsa del remitente.

Los empleados sintieron algo “sospechoso” en el paquete, por lo que la Justicia autorizó su apertura.

Se comprobó que contenía 20 arañas, a las que le siguieron otras 40 unidades. “El lunes pasado nuevamente de otra oficina de correos nos avisan de dos paquetes más que contenían 40 ejemplares”, explicó Aisenberg al canal 10 de Televisión, luego de una publicación en un suplemento del diario El Observador.

Las tarántulas, del tamaño de la mano de un humano adulto, son de la especie Grammostolas quirogai, las más grandes de Uruguay, típica del norte de ese país.

Se sospecha que el propósito de este envío ilegal es darle un uso pecuniario y que el destino final serían Europa y Estados Unidos, donde son animales exóticos. “Se los llevan de aquí, en el lugar en el cual son más abundantes, porque son especies que no están en el norte, y son vendidas en ferias de mascotas a precios considerablemente altos”, dijo la investigadora.

“Un triste hecho que se repite. Por suerte en IIBCE tenemos investigadores que pueden atender la situación”, comentó el instituto en su página de Facebook.

La prensa resalta que en Uruguay, un decreto prohíbe la caza, tenencia, transporte, comercialización e industrialización de todas las especies zoológicas silvestres y sus productos.