Un estudio recientemente realizado por el Banco de América, sobre el uso del celular en Estados Unidos, mostró el gran impacto que tienen los dispositivos móviles en la vida cotidiana de los seres humanos.

Según el estudio, para muchas personas la primera y la última interacción en el día es con su dispositivo móvil. Al menos un 71 por ciento de consumidores de dispositivos duermen cerca de él, un tres por ciento lo sostienen en la mano.

El estudio también concluyó que no solo las personas duermen cerca del celular, si no que lo primero que hacen al despertar es pensar en él. O al menos eso hace un 35 por ciento de los encuestados, quienes reconocieron que su primer pensamiento es dedicado a su smartphone; mientras que un 10 por ciento concluyó que era para su pareja.

Durante el día, alrededor de un 57 por ciento de los estadounidenses aseguraron que utilizan sus dispositivos al menos una vez por hora. En las grandes ciudades ese porcentaje varió entre un 96 y un 88 por ciento.

También, más de la mitad de los estadounidenses encuestados revelaron que están haciendo más uso de aplicaciones o navegador web para acceder a su información bancaria.

El estudio también reveló que en la ciudad de Denver, Colorado, es el lugar donde las personas pueden sobrevivir sin sus “smartphones”, el 49 por ciento de los encuestados eligieron las llamadas telefónicas como una característica necesaria de los dispositivos, mientras que un 27 por ciento, afirmó que podría no utilizar su teléfono indefinidamente.

Mediante este estudio, el Banco de América reconoció lo importante que se ha vuelto la telefonía móvil en la vida cotidiana de las personas, al encuestar a mil personas que utilizan un celular diariamente y tienen cuentas bancarias.