Lugares como Carolina del Norte, en Estados Unidos, están buscando regular el uso de tirolesas (también conocidas como zip-line) después de que en los últimos meses se produjeran al menos cuatro muertos. 

No es el único sitio donde sucede. En Carolina, Puerto Rico, un turista perdió la vida tras caer de un zip-line en la Hacienda Campo Rico. El incidente sucedió el pasado jueves, pero se mantuvo de manera discreta; además de que reportan que continuaron las operaciones con regularidad. 

El pasado 25 de septiembre, un hombre de 85 años de edad murió al lanzarse de la tirolesa en Sebewaing, Michigan. De acuerdo a una investigación preliminar y a videos de testigos, el broche de seguridad se abrió, lo que causó su caída directa a la muerte. 

Sin embargo, a pesar del aumento de heridos, la popularidad de este deporte extremo se eleva; de acuerdo a un estudio publicado a principios de este mes en la revista científica American Journal of Emergency Medicine

Los investigadores de la Comisión de Seguridad en los Productos de Estados Unidos concluyeron que se necesitan mayores regulaciones para práctica. 

En la galería de fotos encontrarán los principales consejos de expertos en este deporte extremo. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.