“No se convierta usted en una estadística del Centro de Operaciones de Emergencias”, es la advertencia, sugerencia y solicitud del director del Centro de Operaciones de Emergencias (COE), Juan Manuel Méndez, a quien en este instante lee esta página y a toda la ciudadanía para esta Nochebuena y las fiestas de fin de año.

Recomienda a la población acatar las medidas preventivas dispuestas por las autoridades en esta época e insta a los conductores a usar el cinturón de seguridad o el casco protector, y no tomar alcohol si conducen.

La exhortación, casi clamor, de las autoridades de asistencia y seguridad viene dada por la tendencia de más de 50 muertes que se producen cada año durante los asuetos de Navidad y Año Nuevo, a pesar de los operativos de prevención, asistencia y rescate que desarrollan las instituciones públicas a través del COE.

Este 24 de diciembre está en marcha el operativo “Convivencia Segura por los Valores, 2015-2016” con el propósito de cuidar y salvar las vidas de los dominicanos que durante estas fechas celebrarán con sus amigos y familiares, buscando que el número de muertos sea menos que años anteriores.

Un recuento de los últimos años indica que para cada feriado mueren más de 20 personas y cerca de medio millar sufre alguna lesión por accidente de tránsito, por intoxicación alcohólica o alimentaria y otros sucesos. Sumados los dos asuetos, el balance siempre supera los 50.

En la Navidad de 2010 y recibimiento del Año Nuevo el COE reportó 74 fallecimientos y el registro de 775 personas lesionadas o afectadas.

El año siguiente, los muertos fueron 47, con una importante reducción, pero los lesionados o enfermos llegaron al millar.

Para celebrar la Navidad de 2012, con miras a 2013, los movimientos hacia centros de diversión y hacia las provincias dejaron 50 decesos por accidentes, intoxicaciones y otras causas, según el COE. Otra vez, los accidentes de tránsito figuran en el primer lugar de las circunstancias.


Y sigue la tendencia en aumento con 54 fallecidos en la Nochebuena de 2013 y las fiestas de fin de año. Aquí los lesionados sumaron 1,250.

Fue el año pasado cuando la curva volvió a tomar una inflexión hacia abajo, con 47 muertes, aunque igual las personas lesionadas, heridas y enfermas estuvieron en aumento, para 1,592.

Expectativas del operativo

Para este período denominado el plan “Convivencia Segura por los Valores, 2015-2016”, los organismos de atención y prevención buscan reducir la cifra de pérdida de vidas que durante las celebraciones de Navidad y Año Nuevo se generan en el país.

La primera fase se puso en ejecución ayer 23 de diciembre desde las 2:00 de la tarde y concluirá el día 25 a las 6:00 de la tarde, con el repliegue del personal y todas las unidades.

La segunda fase se iniciará el miércoles 30 de diciembre, a las 2:00 de la tarde, y concluirá el viernes 1 de enero a las 6:00 de la tarde.

La coordinación del plan está bajo la responsabilidad del COE, con la participación de diversas instituciones, entre ellas, los ministerios de la Presidencia y Administrativo de la Presidencia, Salud Pública, Obras Públicas y el de Interior y Policía, así como el Plan Social de la Presidencia y la Policía.

Asimismo, la Defensa Civil, el Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 911, los Comedores Económicos, los Bomberos y la Autoridad Metropolitana de Transporte (Amet), entre otros.

Verifican vehículos por seguridad

Para que el número de accidentes disminuya durante las  celebraciones en las carreteras y principales vías del país, la Oficina Técnica de Transporte Terrestre (OTTT)  inició el operativo que había anunciado  de revisión de las condiciones de los autobuses del transporte público interurbano, en el cual se  incluye  exámenes médicos a los choferes para mayor seguridad en la Navidad y en flujo de pasajeros a sus pueblos.

La entidad informó que está en las calles desde las 6:00 de la mañana del martes con el operativo “Navidad sin Accidentes 2015” con el que pretende supervisar a tres mil unidades en todo el territorio.

Para que sea más efectivo, la (OTTT) indicó que participan 470 empleados, entre supervisores, mecánicos y militares.

Con las medidas tomadas se pretende que los autobuses viajen en buenas condiciones. Los organismos de prevención que están en las calles en esta primera fase recomiendan a la población tomar estos días con cautela y no conducir automóviles si se ingieren bebidas  alcohólicas.