Darwin José Trinidad, vinculado a la desapareció y asesinato de la niña Carla Massiel Cabrera Reyes, de 10 años, aseguró hoy que la menor fue utilizada "para un experimento rarísimo" y que él cobró 3,600 dólares para enterrarla.

Tras asistir a una audiencia en el Segundo Juzgado de la Instrucción de la provincia de Santo Domingo, por la supuesta violación de dos hermanitas de 5 y 6 años, el acusado afirmó no poder decir si a la niña la secuestraron "para sacarles los órganos o cualquier cosa" pero sí para un "experimento rarísimo".

Además, acusó a las autoridades de intentar ocultar una presunta red involucrada en ese caso.

Asimismo, aseguró que su implicación en el caso fue sepultar a la menor a cambio de 3,600 dólares.

La Procuraduría General de la República confirmó el pasado 8 de septiembre que corresponden a la niña Carla Massiel Cabrera Reyes los restos hallados el 16 de agosto pasado en el sector La Cuaba, del kilómetro 23 de la autopista Duarte, aunque aún no ha recibido los resultados de la muestra de ADN.

La información la ofreció el procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, y la fiscal de la provincia Santo Domingo, Olga Diná Llaverías, quienes afirmaron que no hay indicios de que la niña haya sido asesinada para extraerle sus órganos.

De acuerdo a los funcionarios, las autoridades hallaron el cadáver luego de que Trinidad las condujera al lugar donde fue enterrada.

En ese orden, explicaron que el estudio científico de antropología forense, con ropa identificada por la madre con ropa de la menor, coincide en que la osamenta corresponde a una fémina de entre ocho y diez años, la edad que tenía Carla Massiel.

El detenido habría revelado que la niña fue raptada el 25 de junio del año pasado, después de que salió junto con su hermana gemela de un culto evangélico, y que luego fue llevada en una motocicleta a un lugar aún sin establecer.

Esto ocurrió en el paraje Los García del municipio de Pedro Brand, donde la víctima vivía con su madre, padrastro y hermanos.

Además de Trinidad, las autoridades acusan del crimen a Juan Cabral Martínez, quien también guarda prisión.

En medio de las investigaciones por el asesinato de la niña Carla Massiel, las autoridades intervinieron y cerraron durante varios días las tres clínicas del Centro Médico Integral, ubicadas en Santo Domingo Este.