La llegada de haitianos indocumentados a territorio dominicano ha aumentado en los últimos días, cuando queda un mes para la celebración de las elecciones presidenciales de Haití, previstas para el 9 de octubre, señalaron autoridades y activistas de derechos humanos de ambos países.

Aunque el fenómeno no es nuevo, según el Ejército Dominicano y el Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront), en las últimas 72 horas han arrestado a un total de 108 haitianos que cruzaron de manera irregular la frontera que separa a las dos naciones.

El miércoles, soldados fronterizos arrestaron al menos 80 haitianos que cruzaron la frontera dominico haitiana con destino a República Dominicana, dirigiéndose la mayoría de ellos la ciudad de Santiago a través zonas boscosas, y sin llevar consigo ninguna documentación.

Mientras, ayer viernes, 28 haitianos fueron apresados por miembros del Ejército de República Dominicana cuando caminaban por una zona boscosa de la comunidad de la Aviación de Dajabón.

Tras su arresto, los inmigrantes fueron entregados a las autoridades de Migración para su posterior repatriación al vecino país.

Muchos de los inmigrantes informaron a las autoridades y a periodistas locales de que decidieron emigrar a República Dominicana en busca de mejores condiciones de vida.

"Hay mucha inseguridad, mucho desempleo, no hay comida y no vemos asomo de futuro, la gente está asustada", afirmó en declaraciones a Efe Mary Sophia, una de las inmigrantes detenida por militares apostados en la línea limítrofe dominico haitiana.

El activista de derechos humanos haitiano Alfonso Paúl Deguis, declaró a medios locales que sus compatriotas están muy interesados en emigrar a República Dominicana y a otros países porque en el suyo no ven las condiciones que les permitan desarrollar su entorno económico y social.

Asimismo, señaló que es común que, cuando se acerca un proceso electoral en su país, muchos haitianos atenazados por la confusión optan por emigrar a otras naciones, principalmente a República Dominicana por su cercanía y la fragilidad fronteriza.

El jurista Dionisio Jérez, presidente de la Comisión de Derechos Humanos en la provincia de Santiago, observó en declaraciones a Efe que mientras exista el desorden que impera en la frontera, la inmigración de haitianos indocumentados seguirá en aumento.

También opinó que es urgente que la comunidad internacional ayude y contribuya al desarrollo socioeconómico de la vecina nación.