A una semana de los atentados que remecieron a parís y al mundo, distintos ciudades decidieron ampliar sus medidas de seguridad con la amenaza presente de terrorismo.

Recientemente, Bélgica aumentó a un nivel máximo la alerta terrorista en Bruselas, por riesgo a vivir atentados “inminentes”. Según afirmó el primer ministro, Charles Michel, existen "informaciones sobre un riesgo de atentados similares a los de París".

Esto hizo que la ciudad tome distintas medidas como suspender el servicio de Metro, recomedar que no se jueguen partidos del fútbol de primera división y anular cualquier evento que provoque concentración de personas. Además, el gobierno hizo un llamado a los ciudadanos a evitar concurrir a lugares donde se produzcan aglomeraciones.

En Estados Unidos se reforzó la seguridad en fuertes objetivos terroristas, así como los equipos de seguridad policial, sobre todo en la ciudad de Nueva York. Sin embargo el país aún no aumentó el nivel de alerta terrorista, informó "The New York Times".

En Francia, donde murieron 129 personas recientemente por atentados terroristas, se han aplicado  medidas de seguridad excepcionales y se decretó estado de emergencia por los próximos tres meses.