El candidato presidencial por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, se personó esta tarde de hoy en la Junta Municipal Electoral de Pedro Brand para solicitar que se vuelvan a contar "voto a voto" los sufragios allí recogidos en los comicios del domingo.

La sede de la Junta permanece fuertemente militarizada debido a la tensión que existe en su entorno, ante la presencia de seguidores de las candidatas a la Alcaldía Kimberly Taveras Duarte, del PRM, y Mirtha Pérez, del Partido Liberal Reformista (PLR), quienes denuncian irregularidades en los resultados electorales y exigen que se haga un recuento.

Al salir de la sede tras presentar formalmente una solicitud que la Junta Municipal estudiará, Abinader insistió en exigir que se cuente "voto a voto y, si el resultado es que perdimos por uno, felicitaremos al ganador", pero no se mostró dispuesto a renunciar a ningún sufragio que pudiera dar la victoria a su formación.

"No voy a permitir que un solo voto del PRM no se cuente, ni que un solo diputado, alcalde o senador, que hemos ganado con muchísimo esfuerzo, nos lo quiten", apuntó y anunció que desde allí se dirigirá a Valverde, Mao y Puerto Plata, donde se produce la misma situación.

A pesar de los sucesos que han llevado a reforzar la militarización de la Junta Municipal de Pedro Brand, Abinader opinó que "no hay violencia, lo que hay es injusticia , porque no se está cumpliendo la ley" y afirmó que, principalmente en los niveles municipal y congresual, existe "mucha diferencia" entre los resultados del escrutinio digital de los votos y el manual.

Asimismo, aseguró haber cometido un error al no dejarse llevar por aquellos que le advirtieron de que el presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Roberto Rosario, "es un dirigente político del Partido de la Liberación Dominicana".

Abinader instó a sus partidarios y delegados políticos a mantenerse "atentos en cada municipio para defender con uñas y dientes nuestro triunfo" en aquellos lugares "donde nos lo quitaron".

Desde la noche del lunes, los partidarios de las candidatas del PRM y del PLR para denunciar lo que consideran una alteración de los resultados en beneficio del actual alcalde y candidato a la reelección por la alianza de los partidos de la Liberación Dominicana (PLD) y Revolucionario Dominicano (PRD), Ramón Pascual Gómez.

El recrudecimiento de la tensión y los enfrentamientos registrados han llevado a las autoridades a reforzar en entorno de la sede con nuevos efectivos que, además, han recibido el apoyo de un helicóptero.

Los seguidores de las candidatas bloquearon la autopista Duarte a la altura en el kilómetro 25 exigiendo y se enfrentaron a las fuerzas del orden, que llegaron a lanzar varias bombas lacrimógenas para dispersar a los manifestantes.

Un helicóptero del Ejército sobrevuela la zona de la Junta Municipal, custodiada por unos 15 miembros de la unidad antimotines que portan armas largas.