El candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, afirmó este domingo que el presidente Danilo Medina despertará en medio de una pesadilla, cuando descubra que su proyecto continuista genera un rechazo mayoritario en la población, y que el supuesto apoyo con que cuenta es percepción fabricada.

"La continuidad de la inseguridad, el alto costo de la vida, desempleo, corrupción e impunidad no inspiran ilusión y esperanza sino cuestionamientos y rechazo en una sociedad consciente de que dispone de recursos para vivir mejor, pero que esos recursos son dilipendiados de manera irresponsable e insensible por el Gobierno de Medina, arrastrado a ambiciones y prácticas políticas aventureras, expresó el político en nota de prensa.

"Este es un gobierno de propaganda engañosa, de espejismos que no llenan los estómagos del pueblo, no llevan seguridad ni bienestar general a las familias ni representan un nuevo porvenir para la sociedad dominicana. El continuismo es un despropósito que no puede tener lugar ni espacio en los corazones y las conciencias de la mayoría de las y los dominicanos", subrayó.

Abinader aseguró que el presidente Danilo Medina falta a la verdad al decir que durante un año dio "gabela a la oposición", cuando en realidad inició a su campaña a la reelección al juramentarse el 16 de agosto de 2012, con una Constitución que lo prohibía.

"De nuevo Medina no es sincero con el pueblo, como no lo era cuando abjuraba de la reelección, hablaba de enterrar escrúpulos y otras desagradables acciones que ponía de ejemplos de lo malsano que es para la democracia el continuismo presidencial", puntualizó Abinader al dirigirse al Primer Encuentro Nacional de Frentes de Masas de su campaña, cuyos directivos juramentó, en una masiva asamblea efectuada en el Club Mauricio Báez.

Dijo que el acto tiene para él una alta significación política y social, pues los miles de dirigentes que abarrotaron el local "no son compañeros y compañeras corrientes", sino líderes y dirigentes sociales, comunitarios, gremiales, sindicales, profesionales, empresarios y de otras actividades.

Abinader anotó que la mejor demostración de que Medina siempre ha estado en campaña es la forma atropellante con que impuso la repostulación en su partido, incluso al costo de serios cuestionamientos y escisiones, y la aprobación de la reforma constitucional reeleccionista, en medio de denuncias de sobornos, compra de votos y otras irregularidades.

Afirmó que ante los ojos de todo el país y durante largo tiempo el presidente-candidato ha convertido sus actos de gobierno en eventos políticos, usa el Palacio Nacional como el local donde organiza su proselitismo, y sus funcionarios más influyentes operan como comando de campaña, "siendo todos ellos personal, equipos y materiales pagados con recursos que los ciudadanos pagamos de impuestos, con lo que el Presidente viola la Constitución, la Ley Electoral y los principios democráticos que se supone rigen al país".

Calificó como "amenaza con carabina vacía" el anuncio hecho ayer por Medina de que arreciará su campaña a partir de febrero. "De lo que él está hablando es de incrementar el uso de los recursos del Estado, porque la del continuismo es una campaña socialmente aislada, a la que sólo asisten funcionarios, algunos empleados públicos y quienes andan buscando algo del Gobierno".