El candidato presidencial por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, calificó hoy los proyectos agrícolas de la provincia Duarte como "demostración del fracaso de la política agropecuaria Gobierno" y se comprometió a retomar la construcción del proyecto agrícola Aglipo III y a rescatar las 28 factorías arroceras cerradas por la falta de apoyo institucional.

Durante un recorrido por diversas comunidades rurales de las provincias Duarte y Sánchez Ramírez, Abinader también comprometió a restablecer el crédito a todos los parceleros de la reforma agraria, incluyendo a los que tienen deudas con el Banco Agrícola, "para que puedan pagar".

Asimismo, aseguro que dispondrá la reintegración de 2,872 profesionales del sector agropecuario que han sido cancelados por la inoperancia de instituciones agrícolas del Estado.

El opositor citó el caso de la Federación Agraria Limón del Yuna (FALY), que cuenta con más de 3,000 parceleros, de los cuales solo 287 afiliados han recibido créditos del Banco Agrícola, por lo que la mayoría han tenido que recurrir al crédito usurero o abandonar sus parcelas.

Abinader también se comprometió a restablecer el crédito a todos los parceleros de la reforma, apoyar a los productores privados para que tengan acceso a diversas fuentes de financiación y a construir dos factorías nuevas en el Guayabo, del municipio de Arenoso, y en La Seiba de Los Pájaros, de Villa Riva.

"El hecho de que durante los últimos cuatro años se hayan cerrado las 28 factorías de la Reforma agraria y 76 de las 230 factorías privadas que operaban a nivel nacional, muestra claramente la magnitud del desastre que ha sufrido el sector agropecuario bajo la gestión del presidente Danilo Medina", apuntó.

El candidato criticó que el presidente Medina "ha desarticulado todas las instituciones del sector agropecuario del Estado para sustituirlas por las llamadas visitas sorpresas, que solo han cumplido en promedio con el 10 por ciento de las promesas y los compromisos declarados, según los datos levantados por el Frente Agropecuario del PRM."

Además de comprometerse a retomar la construcción del proyecto Aglipo III, que irrigará todas las tierras del bajo Yuna y controlará las inundaciones que afectan a la zona, Abinader anunció que su gobierno asumirá la construcción definitiva de las presas de Monte Grande, en Barahona; Guaguí, en La Vega, y Maguaca, en Montecristi.

Para estimular la producción arrocera se propone aplicar nuevas tecnologías para aumentar la productividad, llevándola de 4 quintales por tarea, a 12 o 14 quintales por tarea.

Para mejorar las condiciones de vida de la población rural, prometió impulsar un programa especial para financiar tractores, motocultores, camiones y motocicletas, además de promover diversos proyectos para la construcción de viviendas en beneficio de la población rural.

Esas obras serán posibles porque su administración aplicará una política presupuestaria que le permitirá hacer ahorros por más de 57 millones de pesos en renglones que no son indispensables para invertir en las áreas vitales del desarrollo nacional, dijo.

Abinader inició su recorrido por la comunidad de Guaraguao, continuando por Barraquito, La Reforma, El Aguacate, Arenoso, Villa Rivas, El Abanico, Las Taranas, Hostos, Castillo, Pimentel y Las Guaranás y, tras concluir su recorrido por la provincia Duarte, se trasladó a la provincia Sánchez Ramírez.