El candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, afirmó ayer que el crecimiento económico de un 7%, reportado por el Banco Central, es una cifra contradictoria con la realidad que vive el país, pero que de ser cierta confirmaría el fracaso del modelo de gobierno de Danilo Medina, ya que ese supuesto incremento en la riqueza de la nación no se ha reflejado en una mejoría salarial, en una reducción del desempleo y en una mejor calidad de vida para el pueblo dominicano.

Subrayó la contradicción de que “mientras el Gobierno habla de un altísimo crecimiento económico”, se reducen las recaudaciones, bajan las exportaciones, no se reduce el desempleo y el país registra los mismos niveles de pobreza e indigencia, como lo certifican diversos organismos internacionales.

Dijo que lo que sí ha aumentado es el nivel de endeudamiento, ya que  Danilo Medina está incrementando la deuda pública por el orden de los 230 millones de dólares sin que se sepa en qué se utiliza este dinero, “simplemente para continuar con el sistema de nominillas, corrupción y clientelismo y tratar de mantenerse en el poder”.

Resaltó que el gobierno que él se propone encabezar estará fundamentado en un nuevo modelo de desarrollo económico que hará énfasis en la calidad de la inversión pública orientada a reducir la pobreza, fomentar la producción industrial, modernizar el desarrollo agropecuario, impulsar las exportaciones y promover la generación de empleos productivos.

Condenó que el modelo de gobierno del presidente Danilo Medina no haya contribuido a mejorar sustancialmente la calidad de vida de la población, “tal como demuestra el hecho de que el ingreso real de los trabajadores y empleados  se encuentra en los mismos niveles de principios de la década del 90, mientras la canasta de bienes y servicios se ha multiplicado considerablemente”.     

“Otros factores que empobrecen a la gente es que a tres años y medio de gobierno el presidente Medina no haya sido capaz de dar cumplimiento a  la Ley del Sistema de Seguridad Social, que a 12 años de promulgada aún no es efectiva para el 40% de quienes deberían ser sus beneficiarios, y que tampoco rebaje, conforme dispone la ley, la tarifa eléctrica acorde a lo que han bajado sustancialmente los precios de los derivados del petróleo”, destacó Abinader.