El candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, acusó ayer al presidente de la República, Danilo Medina, de utilizar unos doce millones de pesos cada día, en su campaña política, provenientes de los recursos del Estado.

En rueda de prensa, Abinader afirmó que el mandatario no quiere someterse a un debate electoral para evitar discutir “que su gestión privilegia el despilfarro de los recursos sobre las necesidades de la gente”, y respaldó sus afirmaciones con un informe que elaboró el equipo económico del PRM, basándose en datos del Sistema de Información de la Gestión Financiera del Ministerio de Hacienda.

Según el documento, frente a esos doce millones diarios gastados en propaganda en el año 2015, solo destinó ocho millones de pesos al día en la capacitación de los maestros.

Abinader afirmó que el presidente Medina gasta de manera caprichosa e insensible el dinero que pagan de impuestos los contribuyentes, “que les cobra su gobierno de manera compulsiva, e incluso anticipada”.

“Esto, señoras y señores, es lo que no quiere debatir el presidente Danilo Medina en un debate sobre el gasto y el despilfarro de los recursos públicos que hace su gobierno”, dijo.

Otras cifras aportadas sobre los gastos del gobierno, son la dedicación de 49 millones de pesos al día en nominillas y sueldos de empleados eventuales y colaboradores, mientras que a la Policía solo le dedicó 40 millones diario.

Asegura que Medina gasta 5 millones de pesos, diariamente, en yipetas, automóviles y camionetas, y apenas 158 mil pesos en maquinarias y equipo para la agricultura.

Dijo que el Gobierno “derrocha 10 millones de pesos, cada día, en combustibles y lubricantes para sus funcionarios”, y que apenas invierten 6 millones de pesos diarios en servicios de educación inicial, para los niños y niñas menores de 5 años.

“El presidente-candidato malgasta millones y millones de pesos en mantener una burocracia clientelar, parasitaria e improductiva, mientras descuida servicios como la seguridad ciudadana, la salud del pueblo y la educación de calidad, el control migratorio y de la frontera, entre otros”, precisó.

“La administración del presidente-candidato refleja una absoluta falta de planificación y pésima gerencia, además de un injusto y desequilibrado criterio de lo que deben ser las prioridades nacionales”, expuso.

El candidato del PRM dijo que a lo largo del pasado año el gobierno gastó cinco millones de pesos en la organización de eventos y fiestas cada día, frente a los 910,000 pesos invertidos a diario en seguridad de la frontera con Haití.

El opositor también señaló que en 2015 el Gobierno gastó cinco millones de pesos cada día en la compra de vehículos para funcionarios, pero que para la compra de maquinarias y equipos agropecuarios solo invirtió 158,000 pesos al día.