La familia Abinader denunció este lunes que el pasado 13 de noviembre el Ministerio de Energía y Minas le negó la concesión que permite a la empresa Cementos Santo Domingo,  constituida hace 16 años, realizar la explotación minera.

El candidato a la presidencia por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, quien ejerce como vicepresidente ejecutivo de esta compañía, dijo que se trata de un “atentado” y “una acción desesperada de Danilo Medina y su gobierno intentando inútilmente detener el cambio que quiere la gente”.

“El día de hoy mi familia ha dado a conocer un atentado por parte del Gobierno que constituye un abuso de poder en nuestra contra”, tuiteó Abinader, quien califica el hecho como “un daño a la democracia, el Estado de derecho y la seguridad jurídica”, con el que no lo van “a intimidar ni a detener”.  “Sigo firme como el candidato del cambio porque sé que cuento con el respaldo de millones de dominicanos”, comentó el economista. 

El Ministerio de Energía y Minas respondió a esta acusación. “El 92.7% de los terrenos en los que de hecho la empresa ha estado haciendo explotaciones están dentro de los límites del Parque Nacional Francisco Alberto Caamaño Deñó, según la Ley Sectorial de Áreas Protegidas”, informa el organismo estatal a través de una nota de prensa titulada “Cementos Santo Domingo nunca ha tenido concesión de explotación de rocas calizas en Azua”.

El comunicado se refiere a que la empresa de la familia Abinader tiene un permiso de exploración –concedido en el año 2000–, pero no de explotación.

Aunque en principio, en las redes sociales se habló del cierre de esta empresa de cemento, se trata de una resolución jurídica que, según el Gobierno dominicano, está apegada a la Ley de Medio ambiente y la salvaguarda de las áreas protegidas.

En ese sentido, Abinader, quien agregó que ejercerá todos los derechos que le corresponden especifica que el área “es parque nacional desde 2009 y nosotros operamos desde 1999”.

Uno de los primeros en hacerse eco de la noticia fue el periodista Daniel García Archibald, del programa radial Z101, quien en su cuenta de twitter publicó: “La desesperación y pánico se apoderan de Danilo Medina y su afán reeleccionista, tomando acciones contra empresa familia de Luis Abinader”.

La empresa, ubicada en las inmediaciones del poblado de Hatillo, provincia de Azua, es propiedad de la familia Abinader y de la familia Bertolin, con una participación de 50% cada uno vía Estella y Solyval, respectivamente, e inició sus operaciones en abril del año 2007.

“El área solicitada en explotación fue declarada área protegida, en virtud de la Ley Sectorial del Áreas Protegidas No. 202-04, de fecha treinta (30) de julio del año dos mil cuatro (2004) y el Decreto No. 571-09, que crea el Parque Nacional Francisco Alberto Caamaño Deño”, explica el Ministerio en un documento técnico-jurídico en el que muestran los fundamentos legales de la ya dictada resolución.

Luego de que el Ministerio de Energía y Minas emitiera su versión sobre el caso, Abinader también publicó en su cuenta de twitter las fotos que certifican el “permiso de explotación” que poseen y dijo: “El ministro de energía y minas Antonio Isa miente. El gobierno de #Danilo nos concedió en 2013 una modificación al permiso ambiental. Dos años después quiere cerrarnos”.