El presidente de la Confederación Nacional de Unidad Sindical (CNUS), Rafael “Pepe” Abreu, declaró que es impostergable un aumento salarial en el país, tanto en el sector público como en el privado.

El represenante del sector obrero sostuvo que este reclamo se hace más pertinente ante el aumento en la tarifa del marbete de los vehículos, y las alzas en los peajes de carreteras y los pasajes, además de la eliminación del subsidio a los combustibles del sector transporte.

En adición, citó las alzas en los productos comestibles de primera necesidad como elemento que presiona a la gente y “la va arrinconando”.

Todo este panorama, según Abreu, terminará provocando un estallido social.

“Nadie vive con los salarios mínimos que se pagan en República Dominicana. El salario más alto del sector privado es de RD$12,000 y no alcanza a la mitad de la canasta familiar básica que está valorada en RD$22,000, mientras que en el sector público no alcanza ni a la tercera parte, ya que hay salarios desde RD$5,000 y RD$7,000 como es el caso de los policías” explicó Pepe Abreu.

El dirigente sindical, entrevistado en el programa Detalle Semanal, reveló que en el más reciente estudio que realizaron los economistas que asesoran a la CNUS, se proyecta un incremento de RD$3,700 solo en una categoría de consumo.

Los especialistas observaron, según Abreu, que solo con productos alimenticios y bebidas no alcohólicas, la canasta de RD$22 mil se disparó en RD$3,700 desde 2014 hasta la fecha, margen que aumentaría si se le sumaran los incrementos registrados en otros renglones.

En cuanto al presupuesto para 2017, bajo estudio de  una comisión bicameral, el dirigente sindical hizo énfasis en que los legisladores deberían asumir su responsabilidad y hacer un día algo que los diferencie del Poder Ejecutivo y disponer aumentos para el sector público e incluir a los pensionados.

Otro tema “muy penoso” es el de la Policía Nacional, sostuvo. “Tenemos una nueva Ley de Policías, la cual es una copia de otros países pero sin los beneficios que contemplan esos países donde ser policía es una cuestión de honor (…) El policía es el principal aliado de la vida del ciudadano, por lo que es un sector que demanda una atención especial por parte del Gobierno”, expresó.
 

“Yo quiero equivocarme y que el Gobierno y los empresarios vayan a la reunión convocada el 9 de noviembre por el Comité Nacional de Salarios con la intención de negociar y no encontrarme un sector público atemorizado y sin ninguna decisión y un sector privado diciendo que dejen la convocatoria para el 2017 cuando contempla la Ley o peor aún que si aumentan los salarios se le quebrarán las empresas”, apuntó Abreu sobre el comité tripartido que decide los aumentos de sueldo en el sector privado.