Reducir en un 50 por ciento la delincuencia, aumentar los sueldos de numerosos gremios como el de policías y médicos, aumentar la inversión en educación, la lucha contra la corrupción, un pacto fiscal o ahondar en combatir la violencia machista, son algunas de las propuestas de los ocho candidatos.

Una bajada de impuestos y crear un ministerio de la familia son también puntos de coincidencia entre varios de ellos.

Un total de ocho candidatos presidenciales se presentan a las elecciones de este domingo: Danilo Medina (actual presidente), Luis Abinader, Vinicio Castillo, Elías Wessin, Soraya Aquino, Hatuey de Camps, Guillermo Moreno y Minou Távarez Mirabal.

Para el "repetidor" Medina, quien se presenta por segunda vez consecutiva por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) tras una reforma constitucional llevada a cabo el año pasado, las propuestas pasan por seguir en la línea de lo desarrollado hasta el momento en sus cuatro años de gobierno.

Su gran apuesta en esta campaña ha sido el proyecto República Digital que pasa por una computadora para cada maestro y estudiante, el lanzamiento de un programa de alfabetización digital, internet banda ancha para todos los dominicanos y habilitación de una red de WiFi gratuito en 5,600 escuelas.

Seguir reduciendo sustancialmente la pobreza, la creación de 400,000 empleos adicionales, aumentar la cobertura de la seguridad social hasta el 80 por ciento de la población total, incluyendo el cien por cien de la población de menores ingresos o la creación del primer centro de Atención Integral a la Mujer para brindar servicios especializados, como atención integral a la violencia de genero, son otras de sus intenciones en caso de ganar.

Por parte de Abinader (Partido de la Revolucionario Moderno -PRM-), la propuesta más llamativa es la de bajar en un 50 por ciento, en un periodo de cuatro años, la inseguridad ciudadana, subir los sueldos a numerosos gremios y eliminar la pobreza extrema.

A su vez es partidario de aumentar gradualmente la inversión en Salud, la creación del Seguro Universal para toda la población y una reforma policial que implica una inversión de 23.000 millones de pesos.

El candidato del Partido Revolucionario Social Demócrata (PRSD), Hatuey De Camps, considera, a su vez, que un gobierno suyo tendría una asignación presupuestaria equivalente al 10 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en Salud Pública y construiría varios hospitales en la frontera.

Además cree necesario fomentar la formación de los policías, así como incrementarles el sueldo, y aumentar la inversión actual del cuatro por ciento en Educación, a un ocho por ciento.

En tanto que Pelegrín Castillo, de la Fuerza Nacional Progresista (FNP), es partidario de incrementar la seguridad en la frontera, poner brazaletes a los maltratadores procesados, reforzar la enseñanza de patriotismo en las escuelas, crear un ministerio de la Familia y hacer una inversión progresiva que incluya una política de acceso a medicamentos de calidad.

Soraya Aquino, del Partido de la Unidad Nacional (PUN), propone la creación de un banco de reservas para atender las enfermedades catastróficas y fortalecer las emergencias en los hospitales, integrar a las juntas de vecinos en las labores de protección ciudadana y también sería partidaria de crear un ministerio de la Familia.

Por Alianza País, Guillermo Moreno, considera necesario implantar un programa de medicina preventiva más efectivo, ya que actualmente el sistema se enfoca en la medicina curativa, transformar la Policía Nacional convirtiéndola en un cuerpo civil de carrera con un salario mínimo de 20.000 pesos más incentivos y elevar a un ocho por ciento del PIB la inversión en educación.

La candidata presidencial de Alianza por la Democracia (APD), Minou Tavárez Mirabal, defiende una mayor inversión en salud, aboga para que la policía sea cambiada totalmente y frenar su pluriempleo y procesar penalmente a todo aquel que delinque.

También cree conveniente más casas de acogida para las víctimas de la violencia machista, reorientar la tanda extendida en las escuelas, una reforma fiscal y en lo que a impuestos se refiere cree que debe pagar quien más tiene.

Por último, Elías Wessin Chávez cree que se debe hacer mayor planificación del presupuesto de Salud Pública, mejorar las condiciones de vida de los policías y crear un instituto para las relaciones bilaterales con Haití, el cual tendrá como fin crear las políticas para ser aplicadas en la frontera con la vecina nación.