La Academia de Ciencias de la República Dominicana  (ACRD) expresó su apoyo a las medidas dispuestas por el Ministerio de Salud en las etapas de prevención y contención de los efectos de la enfermedad del virus Zika, que circula en el país y que es transmitida por el mosquito Aedes aegypti.

Los doctores Luis Shéker  Ortiz, vicepresidente; José Silié Ruiz, coordinador de la Comisión de Ciencias de la Salud; y Luis Elpidio Féliz, miembro de la Junta Directiva y de la Comisión de Ciencias de la Salud,  respectivamente, son la comisión de la ACRD que entregó un documento a la ministra, doctora Altagracia Guzmán Marcelino, a quien también agradecieron su receptividad con la Academia.

En tanto, la Ministra expresó que la Academia de Ciencias merece ser escuchada y tomados en cuenta sus planteamientos, en atención a que ella reúne a los talentos más comprometidos con el avance y desarrollo del país, por lo que se trata de una institución con un gran aval científico y ético, en el abordaje de los temas de interés nacional e internacional, como la epidemia del Zika.

En ese sentido hace referencia a la necesidad de fortalecer las acciones de ordenamiento ambiental, como saneamiento, identificación y eliminación de criaderos y vigilancia de los sistemas de agua, áreas comunes y viviendas, única forma posible de lograr interrumpir la transmisión de las enfermedades del dengue, Zika virus y Chikungunya.

Otras recomendaciones se relacionan con el control del vector en las viviendas a través de medidas domésticas que incluye limpieza de patios, recolección de objetos que puedan servir de criaderos, tapado adecuado de los envases de agua; aplicación de repelente sobre a piel expuesta; y dormir bajo mosquitero.

Asimismo, tal como viene haciendo el Ministerio desde octubre de 2014, la Academia de Ciencias de la República Dominicana recomienda y apoya la participación y colaboración intersectorial en todos los niveles del gobierno, pues el país ha demostrado que “con la acción comunitaria se puede llegar a cada uno de los hogares en uno o dos días para controlar y erradicar enfermedades prevenibles”.

También pide a partir de la experiencias de Brasil, el país establezca una estrecha vigilancia a la microcefalia hasta tanto se pueda establecer una relación de causalidad con el virus Zika, en  vista de que “Tenemos una población de adolescentes embarazadas provenientes de familias disfuncionales”.

Agrega que “el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica debe estar atento a la ocurrencia de esa condición y el Sistema Nacional de Salud  organizarse para asistir a las madres cuyos hijos puedan presentar microcefalia.  

Pide tomar en cuenta que el mayor problema de salud pública es el dengue, porque es la enfermedad que mata a niños y a jóvenes. Asimismo destaca la necesidad de la coordinación interinstitucional e intersectorial, al tiempo que exhorta a los ayuntamientos a recoger la basura, de las organizaciones comunitarias y barriales; y el despertar los clubes deportivos y culturales.