La oficina de la Unidad Ejecutora para la Readecuación de La Barquita (URBE) ejecutan un operativo de emergencia para acelerar el proceso de mudanza del 30 % de familias que aún permanecen en la antigua Barquita.

"Estamos trabajando a tiempo completo para acelerar el proceso de traslado", informó el director de URBE, José Miguel González, quien indicó que se trata "de un proceso difícil por las mismas condiciones climatológicas y la accesibilidad al terreno".

El proceso implica "una serie de requerimiento que van desde el levantamiento con un notario hasta identificar en el patrón del proyecto que realmente se está entregando su vivienda a la familia que corresponde", precisó González.

"Somos consciente del nivel de vulnerabilidad que tienen las familias que aún permanecen en la antigua Barquita, pero queremos asegurarle a la opinión pública que estamos trabajando con la mayor rapidez posible para proceder a los traslados".

González informó que actualmente hay 70 % de las familias en La Nueva Barquita, equivalente a 900 familias.

El próximo 30 % se están evacuando actualmente, pues el proceso de traslado de las familias no ha parado.

El director de URBE llamó la atención a la ciudadanía y a las familias que quedan en la antigua Barquita para "que no se dejen engañar por personas que se han dado la tarea de visitarlos y pedirles dinero con la promesa de que les conseguirán los apartamentos más rápido".

"Estamos vigilando esta situación, ya las autoridades están informadas y procederemos legalmente con las personas que encontremos en esta estafa", manifestó González.