La Asociación de Concesionarios de Fabricantes de Vehículos (Acofave) expresó hoy su apoyo a las autoridades de la Dirección General de Aduanas (DGA) "por sus esfuerzos para perfeccionar" el sistema de valoración de los vehículos que se importan en el país.

En un comunicado, el presidente ejecutivo de Acofave, Enrique Fernández, dijo que "una justa valoración de las mercancías importadas en un sector específico", incide "positivamente" en la "equidad y la justa competencia entre los actores de dicho sector".

Explicó que los importadores de vehículos nuevos son fiscalizados, entre otras metodologías, mediante la documentación original de las facturas de fábrica, y los manifiestos de embarques en las aduanas extranjeras desde donde se realiza la exportación.

Fernández señaló que el mercado de vehículos usados es mucho más complejo que el de los nuevos, ya que es casi imposible que dos vehículos de la misma marca, modelo y año coincidan en el precio.

Esto, explicó, porque cada unidad tiene un precio conmensurable con el trato que ha recibido, la necesidad que tiene el vendedor de completar la transacción, la demanda que tiene el modelo en el mercado por la reputación de calidad de que es objeto, y las condiciones socio-económicas que afectan transitoriamente al mercado de donde provienen.

Fernández precisó que ya es una liberalidad de la DGA trabajar los vehículos usados con una lista de referencia que aplica una valoración similar a todos los vehículos de una misma, marca, modelo y año.

Sin embargo, dijo, que "resulta insostenible que se pretenda que dichos valores sean inamovibles cuando de todos es conocida las alzas de precios que se producen año tras año en el sector vehículos".

El presidente ejecutivo de Acofave destacó que los vehículos nuevos cuentan con garantía de fábrica de por lo menos un año (a veces hasta cinco) y hasta 100,000 kilómetros.

Durante este tiempo, dijo, el consumidor no debe de preocuparse por reposición de piezas, ni por mano de obra, lo que constituye una economía para el presupuesto familiar y para el país en general, pues cualquier gasto lo cubre el fabricante original.

Adicionalmente, añadió, los vehículos nuevos, como promedio de todas las categorías, cada año recorren más kilómetros por galón de gasolina, gracias a las regulaciones medioambientales y de economía que imponen las autoridades de los países en los cuales se fabrican.

Las asociaciones de importadores de vehículos usados anunciaron la semana pasada la paralización de sus importaciones, debido a la implementación por parte de la GGA de un aumento en la valoración de los vehículos usados, que consideraron de "exagerado".

Los directivos de la Asociación de Importadores de Vehículos Usados (Asocivu), Asociación Nacional de Agencias Distribuidoras de Vehículos (Anadive) y Asociación de Dealers del Cibao (Adeci), José Fernández advirtieron de que los 1,200 dealers que integran esas asociaciones "no se quedarán de brazos cruzados ante los abusos" que, a su juicio, comete la DGA en contra del sector.

Llamaron la atención del presidente Danilo Medina, debido a que, de acuerdo con sus declaraciones, la DGA "ha hecho caso omiso a las demandas justas de los importadores de vehículos".