Pyotr Pavlensky incendió las puertas de madera del edificio Lubianka, en el centro de la capital rusa, alrededor de las una de la madrugada tiempo local. Imágenes de video publicadas en línea mostraron al artista de 31 años con un recipiente de gasolina frente al edificio, donde se interrogaban a los prisioneros políticos de la era soviética, mientras llamas prendían su entrada.

En un mensaje publicado junto al vídeo titulado “La puerta del Lubianka en llamas", Pavlensky dijo: "La puerta en llamas del Lubianka es el guante que la sociedad lanza en la cara del terrorismo. El FSB actúa utilizando un método de terror sin fin y tiene poder sobre 146 millones de personas" .

"El miedo convierte a un pueblo libre en una masa pegajosa de organismos no coordinados. La amenaza de represalias inevitables cierne sobre todo aquel que puede ser seguido con un dispositivo, al que le pueden escuchar sus conversaciones, y que se enfrenta a las fronteras con el control de pasaportes", agregó.

El clip muestra a Pavlensky haciendo ningún intento de huir de la escena mientras es detenido por un agente de policía por conducta desordenada.

Fuentes judiciales dijeron que Pavlensky podría ser acusado de vandalismo menor, que por lo general lleva una pena de cárcel de hasta 15 días. Sin embargo, todavía no están claras las acusaciones que Pavlensky podría enfrentar: si es acusado de incendio intencional, el artista podría ser encarcelado por hasta cinco años si es declarado culpable.

Con los años, Pavlensky ha ganado notoriedad por sus acrobacias extremas realizadas para llamar la atención sobre temas sociopolíticos de Rusia. En 2012, se cosió los labios como reacción al tratamiento con el grupo de protesta punk Pussy Riot, mientras que en 2013 el artista clavó su escroto a los adoquines de la Plaza Roja para protestar el "estado policial" de Rusia.

"Lo que estoy haciendo se llama ‘arte político’. Trabajo con las herramientas de poder. Estoy interesado en la mecánica del gobierno. Una cosa interesante siempre ocurre cuando las autoridades me agarran, se abre una nueva puerta y me hundo más profundamente en este sistema", le dijo Pavlensky a Publimetro el año pasado en una entrevista exclusiva después de cortarse el lóbulo de la oreja con un cuchillo de cocina mientras estaba sentado desnudo en el techo del centro siquiátrico de Moscú, como manifestación en contra de lo que él dice es un tratamiento siquiátrico forzado para los disidentes.