Un acuerdo de colaboración conjunta entre la Procuraduría General de la República, el Consejo del Poder Judicial (CPJ), la Policía Nacional, y el Consejo Nacional de Discapacidad (Conadis), permitirá garantizar un acceso a la justicia más efectivo para las personas en situación vulnerable o con discapacidad.

El documento, firmado por tiempo indefinido, tiene el propósito de aunar esfuerzos y desarrollar acciones para dar respuesta conjunta a las necesidades en esta materia de los discapacitados.

Mediante el acuerdo las autoridades se comprometieron a capacitar al personal de su institución para que puedan servir con mayor eficiencia y respeto a las personas con discapacidad, así como a crear un cronograma de actividades respecto a la protección de los derechos de las personas con discapacidad, entre otras acciones.

El documento fue rubricado por Domínguez Brito, por el presidente del CPJ, Mariano Germán; por el jefe de la Policía Nacional, Nelson Peguero Paredes, y por el presidente Conadis, Magino Corporán, en un acto que contó con la participación de la procuradora fiscal titular de los Derechos Humanos del Ministerio Público, Danissa Cruz.

El acto se desarrolló en el marco de la celebración del "Día Internacional de los Derechos Humanos" en la sede de la Procuraduría General, con la participación de miembros de las referidas instituciones y de organismos vinculados a los derechos humanos.

Durante el evento, el procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, exhortó a los actores del sistema de justicia a prestar mayor atención a los más pobres y vulnerables, quienes acuden a las oficinas con miedo y sin buenos abogados en busca de apoyo.

"Celebremos el Día Internacional de los Derechos Humanos de cara a la justicia en la República Dominicana, para llamar la atención a fiscales, jueces y policías para que sean los más humildes, el eje y el centro de nuestro trabajo, porque no hay ninguna fórmula de ser efectivos si también nosotros no somos humildes", dijo.

"Si se nos llena la cabeza de gloria, prepotencia y arrogancia lo que lograremos es explotar y no buscar justicia", puntualizó el procurador.

Durante su exposición, Domínguez Brito señaló la necesidad de crear un ambiente de respeto a la dignidad del ser humano sin distinción de religión, clase social, raza y orientación sexual que provoque división en el pueblo dominicano.

La Procuraduría trabaja para dar un trato digno y sin discriminación que garantice los derechos, no solo de los discapacitados, sino de cada grupo vulnerable, como adultos mayores, niños de la calle, personas con VIH-Sida, consumidores de estupefacientes, los inmigrantes y miembros del colectivo LGBT que, según resaltó, son excluidos por la sociedad.