Policías especiales de Georgia han sido acusados de reaccionar agresivamente ante la captura de los animales que escaparon del zoológico de Tbilisi a causa de las inundaciones.

Muchos de los agentes disparaban a los animales aunque estos ya estaban controlados. Algunos se tomaron fotos junto a los cuerpos, posando como cazadores, declararon dos funcionarios del zoológico.

El personal del zoológico aseguró que un lobo que había sido rescatado con éxito y atado por precaución, fue baleado por policías sin razón.

Otro caso fue el de un león blanco, al cual la policía especial afirmó disparle debido a que el animal se estaba ahogando.

El zoológico estima haber perdido al menos la mitad de sus animales, principalmente sus grandes felinos. Al parecer la mayoría murieron ahogados o fusilados.

Algunos de los animales que se encontraban vagando por las calles ya fueron recolectados y colocados dentro de áreas no afectadas en el zoológico.

Muchos voluntarios continúan ayudando al personal del zoológico para que todo regrese a su lugar.

El director del zoológico Zurab Gurielidze, espera haya una investigación completa, para saber lo que ocurrió realmente, informó el periódico británico “The Guardian”.