La Alianza Dominicana Contra la Corrupción (Adocco) pidió hoy al Ministerio de Defensa explicar cómo "un comando militar extranjero" logró sacar del país a los pilotos franceses Pascal Jean Fauret y Bruno Odos, condenados por un tribunal dominicano a 20 años de prisión por narcotráfico.

El comando estuvo integrado por antiguos compañeros militares de los dos acusados en la Armada francesa,.

Para Adocco, "constituye una vergüenza que estas cosas sucedan en la República Dominicana, donde hay tantos organismos de seguridad, en los que se invierten tantos recursos, y más aun que el país se haya enterado por las informaciones servidas por la prensa internacional que dio cuenta de que los dos pilotos fueron trasladados por la vía terrestre a un barco que se encontraba cerca de las costas dominicanas y luego llevados a una de las islas francesas, desde donde tomarían un avión que los trasladó a París".

Pascal Jean Fauret y Bruno Odos fueron arrestados junto a otros dos franceses en el aeropuerto de Punta Cana en marzo de 2013 cuando se disponían a despegar con rumbo a Saint-Tropez (Francia) en un Falcon en el que las autoridades dominicanas hallaron 700 kilogramos de cocaína, valorados en 30 millones de euros.

Pese a que los pilotos aseguraron desconocer el contenido de las 26 maletas que transportaban, el Primer Tribunal colegiado del Distrito Nacional de República Dominicana les declaró culpables de asociación para cometer el crimen de narcotráfico internacional y les condenó a 20 años de cárcel.

La condena fue apelada por sus abogados, por lo que los condenados no entraron en prisión, pero tenían prohibido abandonar el país.

El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, anunció hoy que el país pedirá su captura internacional.