La Policía detuvo ayer en Yaguate para fines de investigación a un adolescente de 17 años que hirió accidentalmente a un hermanito de 7 con una escopeta de perdigones que portaba ilegalmente.

El hecho se produjo en el batey La Javilla, de Yaguate, donde el menor herido y su hermano adolecente, hijos de una señora haitiana, indocumentada, jugaban con una escopeta de fabricación casera de las denominadas chilenas.

El niño herido fue trasladado al hospital municipal de Yaguate, donde se informó que sufrió heridas múltiples de perdigones en la cara sin orificio de salida.

La Policía investiga al adolecente quien manifestó que halló la escopeta en una cañada, y dijo que luego del accidente la tiró en un sanitario.

El adolecente será puesto bajo control del Tribunal de Menores de San Cristóbal en las próximas horas para los fines legales que correspondan.