La epidemia de cólera en Haití ha empeorado como consecuencia del paso del huracán Matthew por el suroeste del país, hace un mes, según informó, este jueves,  la Cruz Roja que calificó el fenómeno de catastrófico para el pueblo.

"La epidemia de cólera ha empeorado, amenazando la salud de la gente y el futuro de la nación, dijo el presidente de la organización Haití, Jean-Pierre Guiteau, mediante un comunicado.

De hecho, las autoridades sanitarias ya han reportado más de 3.400 casos sospechosos de cólera en el último mes.

"La devastación es escalofriante y los desafíos logísticos siguen siendo inmensos, pero se han logrado avances significativos para cubrir de las necesidades urgentes", dijo el director de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) para las Américas, Walter Cotte.

Más de 3.000 voluntarios de la Cruz Roja de Haití, que trabajan con nueve Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en el terreno, han prestado socorro en algunas de las zonas más afectadas por el huracán y han ampliado sus actividades para prevenir la propagación de esa y otras enfermedades.

Entre las acciones previstas hay una campaña de vacunación contra el cólera que comenzará el 8 de noviembre, que estará encabezada por el Ministerio de Salud de Haití y contará con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud, Unicef y otras entidades.

Los equipos de la Cruz Roja prestarán la asistencia logística necesaria para llevar la vacuna a 16 comunidades de Grande-Anse y el Sur. Unos 350 voluntarios llevarán a cabo campañas "puerta a puerta" para administrar la vacuna a más de 820.000 personas.

Para limitar las tasas de contagio y reducir la vulnerabilidad a diversas enfermedades, los equipos de la Cruz Roja han distribuido 4.500 kits de socorro en las últimas semanas, con artículos como jabón, cubetas, alimentos, pastillas de purificación de agua y láminas de plástico.

Las clínicas médicas móviles de la Cruz Roja han estado viajando a los pueblos más aislados que fueron asolados por la tormenta y, hasta la fecha, han tratado a unas 800 personas sin acceso a servicios de salud cercanos.

Otros equipos de la Cruz Roja están reparando, mejorando o instalando sistemas de tratamiento y distribución de agua.

La Cruz Roja en el país y varias entidades socias de la organización han atendido a unas 31.000 personas desde el paso del huracán Matthew por el país, proporcionando artículos de socorro, agua limpia, saneamiento e higiene, centrándose en combatir el cólera y otras enfermedades.