Los partidos de oposición participaron ayer en una celebración eucarística en la parroquia Las Mercedes, de la Zona Colonial, como una nueva forma de expresar su deseo de que los funcionarios y jueces que integren los órganos electorales del país sean imparciales y apartidistas.

Además, marcharon para hacer sentir sus reclamos.

Los dirigentes insistieron en la conformación de una Junta Central Electoral y un Tribunal Superior Electoral que puedan organizar y juzgar con transparencia los próximos comicios.

Participaron los partidos Revolucionario Moderno, Quisqueyano Demócrata Cristiano, Reformista Social Cristiano, Alianza País, Opción Democrática, Revolucionario Social Demócrata, Dominicanos por el Cambio, Socialista Cristiano, Alianza por la Democracia, Fuerza Nacional Progresista, Humanista Dominicano y Frente Amplio.

El colectivo político emitió también un comunicado en el que expresa la firmeza de su determinación. “No aceptaremos una elección unilateral y sin consenso de una nueva JCE y de un nuevo TSE parcializados, por ser ilegítimos”, expresaron en un comunicado.

En caso de que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) se aproveche de su mayoría en el Senado para imponer funcionarios electorales que respondan a sus intereses, “llevaría al país a la profundización de una crisis institucional y de ingobernabilidad, ya que con ello el Gobierno y el partido gobernante estarían cerrando las vías de lucha democrática y electoral”, en el país, advirtieron.

Las organizaciones de oposición llamaron la atención de que el Senado se ha puesto como fecha límite para escoger la nueva JCE el día 9 de noviembre, lo que entienden como parte de la intención del oficialismo de desoir los reclamos de la oposición y la sociedad civil.

“Advertimos al PLD y al presidente Danilo Medina que su decisión de imponer órganos electorales parcializados profundizará una crisis institucional y comprometerá gravemente la gobernabilidad de la nación en los próximos años, lo que será de la única y absoluta responsabilidad de la dirección del partido gobernante”, insistieron.