Dos politólogos advirtieron que los ataques que los partidos de oposición están lanzando contra el tribunal de comicios, por el conteo y transmisión de los votos por medios electrónicos, lo que busca es desacreditar el presente torneo electoral y darle visos de ilegalidad.

Daniel Pou y Freddy Ángel Castro rechazaron además que con la medida dispuesta por la Junta Central Electoral con respecto al escrutinio de los sufragios, se violente la ley 275-97 como sostienen representantes de las organizaciones opositoras.

Calificaron como una irresponsabilidad el hecho de que los líderes de esos partidos políticos, a través de sus delegados ante el tribunal de elecciones aprobaran el uso de tecnología para contar y transmitir los votos, y faltando días para las elecciones ahora pretendan cambiar las reglas de juego.

Entrevistados por el periodista Héctor Herrera Cabral, quien dio a conocer la información, ambos juristas criticaron que la oposición haya asumido ese comportamiento después que las encuestas creíbles otorguen un cómodo posicionamiento al partido de gobierno.

En el caso de Daniel Pou se fue más lejos al dejar abierta la posibilidad de que como último recurso los candidatos de los partidos opositores opten por retirarse del proceso lo que equivaldría a una crisis política.

"Entonces con todas esas improntas que se han presentado que ahora intentan desembocar en la deslegitimación del proceso electoral, ya yo tengo hasta dudas de si el día 15 de mayo en República Dominicana esa oposición va acudir y va a participar en las elecciones" sostuvo Pou.

Dijo creer que hay un propósito y un discurso que dan señales que aquí hay personas que no quieren llegar al proceso electoral porque no son capaces de asimilar la derrota que le van a propinar.

En tanto que Freddy Ángel Castro explicó que con respeto a la Junta Central Electoral, lo que la población está viendo es el alto nivel de irresponsabilidad de los partidos en la República Dominicana.

"Cómo es posible que se apruebe un proceso electoral sobre la base de conteo y transmisión electrónica de los votos, y que posteriormente a menos de 30 días se esté cuestionando ese proceso", se cuestionó.

Lamentó que las organizaciones opositoras con tanto tiempo que tuvieron para oponerse al uso de escáner para contar y transmitir los votos, no lo hicieran al menos en el mes de enero, y ahora quieren objetarlos cuando falta menos de un mes para las elecciones.

"Ahora decantarse por plantear que todo lo que fue el acuerdo se desmonte y volvamos a un conteo manual en todos los más de 16.000 colegios, pienso que es una medida peregrina, porque no se está hablando de un proceso totalmente electrónico si no el componente de conteo y transmisión de los resultados", apostilló el vicedecano de la Facultad de Derecho de la UASD.